Qué esperar de la ecografía de las 12 semanas

Tanto si vais a un gine privado, a la SS o  a los dos como yo, a las 12 semanas de embarazo os citarán para la primera ecografía ‘importante’. Digo lo de importante porque aunque os hayan hecho alguna antes, yo por ejemplo ya llevo dos, es en ésta en la primera que podréis ver al bichillo en condiciones y no como una simple manchita que, al menos yo, sólo se distingue porque nos lo señala el médico.

A estas alturas el bebé ya tiene la mayoría de los órganos formados y con una ecografía se pueden apreciar posibles anomalías, por eso es muy importante no faltar jamás a ésta cita. Si es la primera eco os servirá además para saber si hay uno o más embriones y si está bien implantado. Además os pesarán y os tomarán la tensión para ver cómo estáis.

En la SS vuestro médico apuntará varios datos en la cartilla de embarazo, y como en mi caso no me los explicaron y me tuve que poner a buscarlos por internet cuando llegué a casa, os los cuento para que sepáis lo que se cuece.

CRL (Longitud Céfalo-Caudal): lo que mide vuestro bichillo. Sirve para conocer la edad del feto y ver si se está desarrollando adecuadamente. Con mi peque esa medida, estando de 12+6, fue de 65.

eco12crl

TN (Traslucencia Nucal): la medida del pliegue nucal es uno de los parámetros en los que se basan para diagnosticar posibles problemas cromosómicos como el Síndrome de Down. Si no recuerdo mal la cifra debe estar por debajo de los 3 mm.  A esta medición se unirán luego las cifras obtenidas del Triple Screening, un análisis de sangre en el que se miden de nuevo unos parámetros concretos que pueden estar relacionados con problemas en el feto, y junto con la edad, raza y peso de la embarazada, se extrae un porcentaje de posibilidades de que el bebé tenga algún problema cromosómico. En mujeres de más de 35 años puede detectar hasta un 75% de anomalías.

eco12tn

De nuevo si no recuerdo mal el Triple Screening se hace en el segundo trimestre, a mí me dieron los datos (lo pone en mi cartilla) en la visita a la matrona en la semana 16.

Y para terminar y si tenéis suerte quizá podáis saber el sexo del bebé, si el pequeño se deja. En nuestro caso no quisimos saberlo la primera vez, de hecho nos enteramos a los ocho meses y porque durante una eco se le vio claramente, pero ahora sí que tengo más interés. Aun así dicen que siendo tan pronto suelen equivocarse, espero que como tengo también la eco de la SS el martes que viene entre las dos descubramos algo.

La siguiente eco en la SS no es hasta alrededor de las 20 semanas, así que tocará esperar para volver a ver al bichillo.

Espero que os haya servido de ayuda. ¡Abrazos!

Anuncios

La ecografía de las 20 semanas

ecografia

Es la segunda ecografía para la mayoría de las embarazadas y dicen que la más importante, la llamada ‘morfológica’, porque es en la que van a evaluar todos y cada uno de los detalles de nuestro pequeño. Yo, que voy por la sanidad pública y por la privada, la he tenido por partida doble. Y los resultados en ambas han sido buenos, que es lo importante.

Voy por partes, primero la cartilla de la SS. En esta revisión de nuevo toca peso y tensión como ya va siendo habitual. Al final además os citarán para la famosa prueba de la glucosa o test O’Sullivan, aquí podéis ver de qué va. Y vamos con la eco. Mi ginecóloga, una mujer agradable aunque de pocas palabras, fue revisando al repeque parte por parte sin decir mucho, y de vez en cuanto le cantaba cifras y siglas a la enfermera, que las iba apuntando en la cartilla. Se comprueba la columna para descartar espina bífida, el cerebro, el corazón, todos los órganos internos… montones de cosas. Absolutamente todo.

En cuanto a los apuntes en la cartilla son:

– la posición en la que se encuentra el bebé, que en mi caso es transversa dorsoposterior. Vamos, de lado.

– DBP (diámetro biparietal)

– CC (circunferencia cefálica)

– CA (circunferencia abdominal)

– LF (longitud del fémur)

– PL (placenta)

– LA (líquido amniótico)

No os preocupéis demasiado por estas medidas, por si es más grande o más pequeño. Si todo está bien, y eso os lo dirá el medico, aún le queda un largo camino por delante en el que estas cifras van a cambiar, y mucho.

Más o menos lo mismo pone en el informe del privado, aunque éste especifica uno por uno el estudio de pulmones, corazón, hígado etc etc. Y añade que no se aprecian  anomalías, aunque no se pueden descartar las que no tienen expresión ecográfica. Que hay cosas (Dios no lo quiera) que no se ven en una ecografía, y de eso nadie tiene culpa. Prueba de esto es la hipospadia de mi peque, por ejemplo.

¡Besos y abrazos!