Familia

Paternidad responsable

familia numerosa

Me voy a meter en camisa de once varas, lo sé, pero si no lo hago reviento.

A estas alturas imagino que todos habréis oído/leído/visto las declaraciones del Papa Francisco en el avión de vuelta de su viaje a Manila sobre la paternidad responsable. Después de haber leído montones de comentarios al respecto todavía no consigo entender el revuelo. Vamos a ver, si una de las críticas habituales a la Iglesia es que está anticuada y que eso de tener todos los hijos que Dios mande porque debe ser así es imposible tal y como está el patio ¿Porqué se le critica?

Desde mi humilde opinión tener hijos es mucho más que engendrarlos y parirlos, lo bueno y lo importante de verdad viene después. No se trata de tener todos los que la naturaleza quiera ni tampoco tener uno con la excusa de que si tienes más ya no puedes comprarle todo lo que quiera (que lo he oído). Se trata de entender que son nuestra responsabilidad, que debemos asegurarles una infancia digna.

Me parece ilógico pensar que una familia sin recursos deba traer hijos al mundo que no va a poder alimentar, cosa que sucede en muchísimos lugares del mundo. Criaturas que en su mayoría fallecen a los pocos años por malnutrición o enfermedades. No lo entiendo, ni lo comparto ni nada de nada.

Como ya sabéis yo tengo dos fieras y no me importaría tener un tercero. Obviamente, porque puedo permitírmelo. Pero aquí tengo que matizar que eso de ‘permitírmelo’ es muy relativo. Hay cosas es las que se puede gastar más dinero o menos, a gusto de los padres. Y en mi caso nunca renunciaría a tener un hijo por no poder comprarle más ropa o juguetes o cualquier excusa de ese tipo. Igual que tampoco voy a tener más de los que me caben en casa, por mucho que compartan habitación (cosa que ya hacen).

Es mi opinión y todo el mundo es libre de expresar la suya a pesar de como está el tema últimamente, pero no me gusta cuando se critica porque sí, y me da la impresión de que con la iglesia es algo que pasa demasiado a menudo. Soy católica como la mayoría, casada por la iglesia y he bautizado a mis hijos pero rara vez voy a misa y no me fío de los métodos de control de natalidad naturales que me propusieron en los cursillos prematrimoniales. Pese a eso creo en Dios, me da rabia ir tan poco a la Iglesia porque me siento bien conmigo misma cuando voy y no me gusta que admitirlo hoy en día sea causa de que me miren como un bicho raro, intenten poner en entredicho mis creencias o convencerme de lo equivocadísima que estoy y el mal que es la religión. En este tema tengo la sensación de que existe libertad de expresión pero sólo para un lado, si no eres de la opinión mayoritaria (y la políticamente correcta) no tienes razón.

Lo dicho, me he metido en un tema escabroso. Voy abriendo el paraguas porque me temo que van a llover las críticas 😉

Besos y abrazos.