La magia de Disneyland en Navidad

Empiezo el año con una crónica que anuncié en mi cuenta de Instagram, la de nuestro viaje en familia a Disneyland. Y es que las fotos del parque engalanado para la Navidad eran tan bonitas….

IMG_20171218_124125

¿Por qué elegimos Disneyland y porqué en Navidad? Nos gusta dejarnos algunos días de vacaciones para hacer un viajecito en navidad todos los años, aunque normalmente elegimos algún sitio cercano y si puede ser con frío, por variar. Pero este año habíamos dejado de lado la idea de salir de España en verano y teníamos esa espinita, así que mientras yo buscaba mi hijo mayor me dijo que había visto en la tele un sitio donde estaba Mickey Mouse y pensé pues voy a verlo. Y nos encajaba. Cerca por el tema de las horas de vuelo, podíamos ir pocos días, sin complicarnos la vida buscando hotel y cosas para visitar….

El primer consejo que puedo daros es que lo mismo da buscarlo por nuestra cuenta que por agencia porque Disney tiene sus precios y es lo que hay. Otra cosa es el vuelo, que yo fui buscando a la par que la chica de la agencia hasta dar con la mejor combinación de precio/horarios. Hay una diferencia tremenda de unos aeropuertos a otros, por ejemplo de Alicante a Madrid el precio era casi la mitad saliendo de la capital. Una excusa para pasar dos días en Madrid 😉

IMG_20171218_150642

¿Merece la pena elegir uno de los hoteles de dentro del parque? Para nosotros, con tres pequeños y la silla gemelar, sin duda sí. Y en invierno aún más, porque aunque el tiempo en cierto modo nos acompañó y sólo estuvo chispeando el último día, sí que hizo bastante frío, viento, niebla… sobre todo por las mañanas, no me imagino haber tenido que esperar autobús con las tres fieras.

Otro tema, las comidas. Desde el año pasado el alojamiento ya no incluye el desayuno así que o vas por libre o escoges entre los distintos planes de comidas. Nosotros fuimos por libre, así que no sabría decir si es mejor o peor. Es caro, eso sí. Cualquiera de las dos opciones. En realidad creo que lo que menos nos ha gustado del viaje ha sido el tema de la comida. Porque si pagas un dineral pero la comida lo merece, como teníamos recuerdo de Disneyworld, pues vale, pero si no….

IMG_20171218_172648_HDR

El parque es grande como para pasar tres días o más y aún así no verlo todo, como nos ha pasado a nosotros. Por mucho que corras, que organices, al final las colas de las atracciones hay que hacerlas. Eso sí, aunque se pierda tiempo los espectáculos merecen mucho la pena, tanto el de la noche con luces y fuegos artificiales en el castillo como los desfiles.

Nuestros favoritos han sido sin duda alguna la atracción de BuzzLightyear y el espectáculo Iluminations.

 

Si estáis pensando ir y queréis saber más, me podéis preguntar lo que queráis.

 

Besos y abrazos

 

 

Anuncios

Por un 2014 feliz para todos

Reyes_Magos

Desde que me quedé embarazada la primera vez tanto Papá Oso como yo empezamos a darle vueltas a la idea de aprovechar el nacimiento del peque para hacernos socios de alguna ONG de todas las que hay por el mundo. Teníamos la intención de aportar algo a una organización por cada hijo que tuviéramos, pero como pasa siempre con estas cosas, al final se nos fue pasando y, pese a la mala conciencia, con el tiempo la idea seguía sin realizarse. Hasta hoy. Ya con el segundo vástago en camino no puede ser una sola ONG, deben ser dos.

Llevamos toda la semana hablando del tema y anoche pensé ‘Mañana es el día’, porque  todo el mundo se merece un regalo de reyes, aunque éste sea tan básico y necesario como comida, un techo o medicinas. Los Reyes Magos no deberían ser sólo juguetes y consumismo a mansalva. Quiero poder decirles a mis hijos cuando sean mayores que ellos, sin saberlo, están poniendo su granito de arena para que el mundo en el que crecen sea un poco mejor.

Las ONG’s elegidas han sido una patria, Cáritas, y una internacional, Médicos Sin Fronteras. El donativo no es como para tirar cohetes, pero espero que con ese poquito cada mes alguien viva con más dignidad.

Esta entrada no es para alardear ni para que nadie me diga ‘Qué buena personas que eres’. Es porque creo que, más con los tiempos que corren, la solidaridad se ve en muchos casos como un derroche. Como si por querer dar algo al prójimo fuera síntoma de que me sobra. Y es precisamente al revés, son quienes menos tienen a quienes menos les cuesta compartirlo. Y en Navidad es un buen momento para recordarlo.

Por si alguien más se anima, aquí os dejo los enlaces las páginas de ambas organizaciones, pero hay muchas más, tantas como gente necesitada. Cualquier pellizquito, por pequeño que os parezca, puede suponer un gran cambio para quien no tiene nada.

https://www.msf.es/

http://www.caritas.es/colabora.aspx

PD: espero que Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente sean muy generosos con todos vosotros, que me consta que en esta familia 2.0 todos habéis sido muuuuy requetebuenos 😉

Muchos besos!!