¿Merendamos? Probamos la Crema de Cacao Hero SuperNanos

IMG_20160617_171245Hay marcas con las que sabes que no te equivocas. En mi casa desde que tengo niños una de esas marcas fetiches ha sido Hero. Mis dos fieras han sido fieles consumidores (y engullidores) de sus potitos y de las bolsitas de fruta para la merienda. Por eso la idea de probar la crema de cacao SuperNanos que nos ofrecían desde el Sello de Calidad Madresfera sabía que iba a ser un acierto seguro. Reconozco que me encanta apuntarme a probar productos nuevos y que no suelo tener la suerte de que me elijan para hacerlo pero mira por dónde ésta vez el paquete de Hero llegó a mi casa justo para la merienda.

Para dar una opinión lo más fiel posible la hemos probado todos, yo incluida, y eso que soy de las que cuando me gusta algo de una marca concreta no suelo probar ninguna más. Y sí, ya nos la hemos zampado enterita.

Nuestra puntuación del 1 al 5 es:

Sabor: 5

Es menos dulzona que otras y para mí eso es un punto a favor porque está realmente buena.

Textura: 5

La dejamos en la despensa y no se derritió, se quedó suave y fácil de untar.

Aroma: 5

¿A quien no le gusta como huele el chocolate? 😉

Composición: 5

A mí como madre lo que más me ha gustado ha sido sin duda la composición, con la mitad de azúcar y menos grasas saturadas que las marcas líderes del mercado. Está claro que no es algo que, aunque sea más sano que el resto, sea bueno para que los peques lo coman a diario. Pero al final, si van a comer chocolate, que sea lo más sano posible ¿no?

Calificación final: 5

Repetiremos, aunque sea sólo para las meriendas de los fines de semana.

PD: yo estando embarazada tengo la excusa de los antojos ¿verdad?

Anuncios

Primer cumpleaños en casa

El viernes día 8 celebramos el primer cumpleaños de mi trasto pequeño (un año ya!!) y tras haber celebrado los anteriores del mayor cenando fuera, esta vez decidí robar con una fiesta en casa, entre otras cosas porque al día siguiente teníamos comunión y quería una fiesta que no acabase demasiado tarde.

Lo primero que no podemos olvidar al hacer una fiesta en casa es que va a ser un caos y un motón de trabajo,tanto antes como durante y después de que todos se hayan ido. Pero tampoco es cuestión de ver sólo lo malo, que nuestro cachorro tendrá un cumple personalizado y a su gusto, en un entorno cómodo para él (y para nosotros).

En nuestro caso como los dos son pequeños y aún no hay compromisos con amigos del cole fue un cumple muy familiar, con tíos, primos y abuelos. 15 adultos y cuatro peques, muy casero. Mi intención, aunque ya se sabe que las coas nunca salen como una quiere, era que merendasen primero los peques mientras las mamis nos tomábamos el café y hacer tiempo a que el resto llegasen para una cervecita y cena de picoteo, la tarta y tempranito (relativamente temprano) a dormir. Para esto mis hijos son únicos y vieron la oportunidad de jorobarme el plan durmiéndose la siesta justo a la hora que llegaban los primos. Ale, pues unos a merendar viendo Big Hero 6 y el homenajeado a dormir.

Al final se mezclaron la merienda con la cena, las cervezas con el café… pero lo bueno es que estando en familia todo va rodado.

He de reconocer que a mí me encanta organizar saraos de todo tipo: cenas, comidas,  cumpleaños lo que salga y que no importa trabajar más para que todo quede como imagino. Así se me ocurrió que la fiesta tenía que tener temática de animalitos de granja ya que tiene una y es su juguete favorito, y sobre eso hicimos las invitaciones vía whatsapp, la decoración de la entrada con cartel y globos, unos banderines diy, una corona de goma eva y para comer una mesa dividida en dulce/salado con todo lo que me dio tiempo a cocinar. Y este fue el resultado.

IMG-20150508-WA0003  DSC_0015

DSC_0016

El centro de atención además del peque fue la maravillosa tarta de Sr.Pastel. Se salen de bonitas y de ricas.

Triunfo total de la fuente de chocolate, regalo de unos primos en Reyes. Los diy de los banderines y la corona los dejo aquí, pero son muy sencillitos.

Y para comer, dulce: fruta y nubes para el chocolate, palmeritas caseras, bizcocho y chuches varias; y salado: pan relleno, empanada, tortilla de patatas, patatas fritas y embutido y queso. Quedó hecha una pizza que nos comimos al día siguiente.

Arturo disfrutó mucho, el hermano y los papis más, creo que todos comieron bien y pasamos una tarde a gusto en familia, que al final es de lo que se trata.

Para el cumple del mayor en julio ya estoy planeando mil historias, a ver si me da tiempo 😉