Alimentación, Salud

Nuevos alimentos: la piña

¡Buenos días! Y perdón por el parón del fin de semana, pero a veces la mamá 1.0 me reclama más de lo necesario y apenas tengo tiempo de tocar el teclado.

El bicho sigue luchando con el segundo diente y, en esta lucha, de momento la única que va perdiendo en la merienda, que está totalmente abandonada. El viernes Papá Oso tuvo la genial idea de darle al peque un trozo de piña natural, concretamente en tronco del centro, que es muy duro. Si lo sé se lo damos antes ¡le encantó! El sabor dulce y el hecho de que estuviera muy fría y la pudiese masticas con las encías fue determinante, pasó casi media hora dale que te pego a la piña mientras yo recogía la cocina.

Pero luego llegaron las dudas, eternas compañeras de toda madre primeriza: ¿el bicho puede comer piña? No se especifica en ninguno de los papeles de consejos del pediatra, ni que sí ni que no, así que supongo que si no dice expresamente que no, como ocurre por ejemplo con las fresas, será que no es peligroso. Porque digo yo que comer piña es algo bastante común como para que se les haya pasado meterla en la lista.

La cuestión final es que al bicho le gusta y que parece que además le ayuda a tener más ganas de merendar, porque el sábado y ayer sí que se comió la ruta de la tarde.

Aparte de este gran descubrimiento  el bicho sigue con muchos mocos incluso en el pecho y tos por las mañanas, pero como pasa siempre, a estas edades no se les puede dar nada, así que seguimos con el Bisolmed a esperas de que mejore. Por suerte no hay fiebre y él sigue tan feliz y tan bicho como siempre.

¡Feliz lunes!

Compras, Crianza

Champú, pañales, potitos y demás compras infantiles

El bicho desayunando

Si antes de estar embarazada me hubieran dicho que hiciera una lista de marcas de cosas para bebés, sólo hubiera podido decir Dodot, Nenuco, Nestle, Nutribén y poco más. Ni me había planteado que existían chupetes de tantas marcas, o de biberones. Y de potitos y cereales…. Uff.

Pero hoy por hoy no sólo sé que hay decenas de marcas de cada producto, sino que hasta el peque tiene preferencia por unas en concreto. Y a mí, la verdad, también hay unas que me van más que otras. Supongo que como dice un anuncio, hay ciertas cosas que a todos nos gustan de una marca en particular. En mi caso son la mantequilla, la Nocilla o los yogures por ejemplo. Pero voy al lío, que me pierdo.

La mayoría de las cosas de higiene del peque, champú, gel, toallitas y crema para el culito son de Mustela. Me encanta como huele. Sólo nos falta la colonia, pero es manía mía no echarle colonia a un bebé, me gusta su olor natural. Además las toallitas de otras marcas como las Dodot que he probado le han escocido el culete, y lo mismo con otras cremas. Los pañales son un universo paralelo, hay un montón de marcas incluidas las blancas, todos parecen iguales y además los paquetes traen como mínimo 36 unidades, así que no puedes comprar uno para probarlo. Y hasta he intentado pedir uno de muestra a algunas marcas que no han querido mandármelo. Pues nada Huggies, así nunca podré compraros. El tema pañales lo dejo para otra entrada.
Sigue leyendo “Champú, pañales, potitos y demás compras infantiles”