Blog, Crianza, Embarazo

Primer encuentro de Madres tutete.com

Cuando las cosas se hacen bien y sobre todo con cariño se nota en los resultados, y este eventazo al que tengo la suerte de acudir mañana es un  claro ejemplo. Y es que en este primer encuentro de madres no sólo estará presente el gran equipo de Tutete, sino que podremos asistir a charlas y tallleres de Ecox4D, Hero Baby, Infaneto y Ergobaby entre otros, y así era de esperar que el aforo previsto se superase con creces.

¡Las mamis murcianas tenemos ganas de disfrutar juntas de nuestra maternidad!

Y si las marcas asistentes son de lo mejorcito, qué decir de las blogueras involucradas Subida en mis tacones, La libreta de mamá y ¿Mi mundo? los míos.

Para las que estaréis mañana en el hotel NH amistad de Murcia, y para las que nos vayáis siguiendo a través de las redes (#madrestutete13 en twitter), éste es el programa de la jornada:

evento-tutete-700x350

  • 10.00h – Bienvenida al evento de Tutete.com
  • 10.15h – Ergobaby: El porteo Ergonómico
  • 10.45h – Infaneto: “Mi Maternidad” Sandra con su bebé Emma nos hablará de su experiencia en lactancia.
  • 11.15h – Hero Baby: “Hero Baby Contigo desde el Primer Día”
  • 11.45h – Coffee Brake (sopresitas y taller de porteo)
  • 12.15h – Hero Baby: “El ABC de la Nutrición Infantil”
  • 12.45h – Ecox 4D: ¿Qué pasa antes de nacer?. Refuerzo del vínculo afectivo durante el embarazo.
  • 13.15h – Mamás Blogueras: “Guía para papás novatos. ¿Dónde está el manual de instrucciones?”
  • 13.45h – Sorteos: 1 Ecografía Emocional, 1 Mochila de Ergobaby, 1 Cheque Regalo de 100€ de Tutete

Lo dicho, mañana nos vemos.

Un abrazo.

Embarazo, Salud

El seguimiento del embarazo: la cartilla de embarazada

Desde que la matrona te hace entrega de este librito en la primera visita del embarazo se convierte en un documento que te acompaña a todas partes, como el móvil o las llaves de casa. O al menos así debe ser, aunque confieso que a mí se me olvida a menudo y que, cuando me puse de parto, tuve que buscarla porque no la tenía localizada del todo.

Se trata de una cartilla en la que aparecen todos los datos de la embarazada así cómo de todas las visitas de seguimiento que se le van haciendo, cómo las visitas a la matrona o las ecografía. Imagino que será diferente en cada CCAA, así que os muestro la mía para que podáis ir viendo de qué hablo.

2013-11-07 14.00.24            2013-11-07 14.00.55

En esa primera visita la matrona os pedirá algunos datos como antecedentes familiares de enfermedades o si os han operado de algo, y apuntará también los datos de los análisis de sangre que ya os habrán hecho previamente en dónde pondrá si tenéis diabetes o anemia, y si habéis pasado la dichosa toxoplasmosis o la rubeola . Además en mi comunidad en este embarazo me dijeron que también están ‘obligados’ (tuve que firmar una autorización) a realizar las pruebas de VIH.

Apuntarán el día de vuestra última regla (en adelante FUR) y calcularán la fecha probable de parto (FPP). Os medirán, pesarán y tomarán la tensión. Esto es algo que hacen en todas las revisiones, tanto con la matrona como para ecografías. Si no estáis tomando nada os recetarán ácido fólico (y puede que yodo también) y ya os darán cita para la eco de las 12 semanas y para la siguiente visita, normalmente un mes después de la eco.

En la cartilla quedan reflejadas todas las mediciones importantes que se realizan en las ecografías, los resultados de los  análisis como el Triple Screening, y si sois de grupo sanguíneo negativo os apuntarán que debéis poneros una vacuna alrededor de las 28 semanas. Da igual si el papi también es negativo, a mí me la pusieron de todos modos ‘por si acaso’.

Se supone que también se anotan los resultados de los monitores, aunque no lo sé porque mi peque se adelantó y no llegamos a verlos.

En la sanidad privada no hay cartilla de embarazo, pero en mi caso mi ginecólogo me da un informe tras cada visita que yo voy guardando en una carpeta para tenerlo todo junto el día del parto.

Blog, Embarazo

Diario de embarazo

Y ahora me diréis ¿y eso qué es? Pues a día de hoy creo que es una herramienta muy útil para toda embarazada, que además con esto de las nuevas tecnologías lo podemos tener muy a mano. Como muestra un botón:

Mi embarazo al día. Aplicación de Hero Baby (es la que yo tengo instalada) que no sólo te permite llevar el diario de embarazo sino que también te sirve de agenda de las citas con el médico, para guardar las ecografías y luego compartirlas en las redes…. Muy práctica. Lo más curioso que incluye es un cronómetro para cuando empieces con las contracciones. No sé si me acordaré de probarlo

.app

Y ahora os cuento a qué viene esto del diario y para qué sirve realmente. Porque yo hasta hace bien poco hubiera dicho que para nada, porque en un embarazo no te pasan cosas nuevas cada día. De los tres primeros meses de mi anterior embarazo yo sólo guardo dos recuerdos muy claro: sueño y náuseas. El sueño era una constante, me levantaba tarde y después de comer se adueñaba de mí un sopor imposible de controlar. Como no trabajaba ni tenía más responsabilidades, pues dormía cuando me lo pedía el cuerpo. Las náuseas eran una mañana sí y otra también, nada más abrir los ojos salía como alma que lleva el diablo al baño para no vomitar nada. Aún recuerdo lo que re reía mi marido con las carreras matutinas por el pasillo. Y ahí quedan mis recuerdos. Sin embargo ahora que ando metida de nuevo en faena, creo que pasaron muchas más cosas que he olvidado.

Hoy me vendría bien recordar (Papá Oso sí que lo recuerda, menos mal) si de vez en cuando tenía un dolorcillo o pinchazo por la zona de los ovarios. Si tenía la piel tan alterada por las hormonas que me daba cosa mirarme al espejo. Pues para eso, sobre todo si tenéis intención de repetir en algún momento la experiencia del embarazo, es para lo que sirve un diario de embarazo.

Espero que, si no conocíais la existencia de estas apps para embarazadas, empecéis a usarlas y os sean de utilidad. Y yo me apunto en tareas pendientes contaros las apps para niños de alrededor de un año que tengo en mi movil.

PD: el jueves tengo la ecografía de las 12 semanas por el privado y el martes siguiente por la SS. Os mantendré al día.

Crianza, Embarazo, Familia, Salud

Cada embarazo es un mundo

2013-09-18 17.04.08

Es lo típico que oyes de quienes tienen más de un hijo, que cada embarazo va de una forma diferente aunque las circunstancias de la madre sean las mismas. Y a día de hoy, embarazada de apenas 2 meses de mi segundo pequeñajo, lo corroboro al 100%.  Y no se trata sólo de los síntomas, de las náuseas o los mareos, que también, sino de lo que realmente significa para una mujer estar embarazada. Para mí el primer embarazo fue como una aventura en la que semana a semana iba descubriendo cosas nuevas. No sabia nada de embarazos ni quería saber mas de lo necesario, así que iba informándome según me tocaba. Quizá por eso, porque no sabía ni quería saber lo que venía a continuación, apenas tuve miedos. Era más curiosidad, intriga, emoción por qué sería lo siguiente. Me cuidaba en todos los aspectos: tomaba diariamente las vitaminas, miraba lo que comía para llevar una dieta equilibrada, salía a andar por las mañanas, no diré que no hacía esfuerzos porque es falso (no sé estar quieta y tranquila) pero sí que me sentaba en cuando veía que estaba más cansada de lo normal. Y a todas horas prestaba atención a lo que mi cuerpo me iba contando. No me quitaba de la cabeza la idea de que un ser pequeño se estaba formando dentro de mí.

Y ahora…. las cosas son diferentes. Me cuido, por supuesto, pero raro es el día que no doy un salto del sofá porque con el lío de la mañana me he olvidado de las vitaminas. ¿esfuerzos? Bueno, un bichejo de 12 kilos al que levanto de vez en cuando en brazos. Y aunque tengo en mente al peque que llevo dentro, a veces el que está fuera, saltando en la tierra o tirándose por el tobogán, requiere toda mi concentración. Sé que será diferente conforma vaya teniendo más y más barriga, pero no pasaré tanto tiempo simplemente sentada esperando alguna patadita como pasé con el primero. Simplemente porque raro es que pueda estar sentada más de 10 minutos seguidos sin tener que la fiera reclame mi atención.

Cómo voy a tener un segundo bebé por primera vez, no sé cómo será cuidar de un recién nacido con un niño de casi dos años corriendo por el salón.  Pero puedo imaginar que poco o nada tendrá que ver con cómo lo criamos a él.  Sé que, tal y como ya está pasando, habrá cosas que le dimos al mayor que no tendrá el pequeño, como por ejemplo a sus padres para él solito, pero también quiero creer con todas mis fuerzas que a cambio tendrá otras cosas mucho más importantes, como un hermano con el que jugar y compartir su infancia.

PD: en la imagen la primera foto de mi bichillo más pequeño. Es ese puntito redondo más oscuro del centro 😉

Blog, Embarazo, Salud

Empezando de cero

Cuando arranqué con este proyecto mi peque ya tenía casi tres meses de vida. Fue a raíz de su nacimiento, de encontrarme tantas veces buscando como loca por blogs experiencias que me dijesen qué tenía que hacer o si lo estaba haciendo bien, que decidí aportar yo también mi granito de arena para las que fuesen llegando detrás.

Sin embargo no tuve la oportunidad de contar nada de la etapa del embarazo, ni del parto, ni de los primeros meses en casa. Y me hacía mucha ilusión, para qué negarlo. Ahora, esperando al hermanito, quiero trasladar aquí absolutamente todo lo que crea que pueda ser útil para una futura mamá, sea primeriza o no. Algunas cosas serán parecidas a cómo fueron con mi peque, otras seguro que no. Sea como sea, lo sabréis. Si a alguien le sirve de algo, bienvenido sea.

A día de hoy, de apenas 5 semanas, poco tengo que contar. De momento los “trámites” médicos son como la primera vez. Como ya me había hecho la prueba de embarazo en casa, el médico se limitó a pedirme análisis de sangre y orina y a darme cita con la matrona, que será quien vea los resultados y me rellene la cartilla de embarazo, esa en la que luego te van haciendo el seguimiento durante el embarazo.

En cuanto a molestias sólo tengo mucho sueño, más cansancio del habitual y algo de miedo, la verdad. Con un par de semanas más tuve un pequeño desprendimiento de placenta en el anterior embarazo y ahora voy con pies de plomo, temiendo cualquier esfuerzo, cualquier pequeño dolorcillo o cualquier manchita al ir al baño. De momento todo va bien, pero la intranquilidad no me la quito.  Y más teniendo en cuenta que sigo teniendo que cargar con el peque en brazos, cambiarlo, dormirlo, etc etc.

¿Hay alguna embarazada más por aquí? ¿Cómo lo lleváis?

Embarazo, Familia, Miércoles mudo

Miércoles mudo – Sin palabras

2013-09-16 16.02.24

 

 

Miércoles Mudo” es un carnaval de blogs o blog hop iniciado por Maybelline de Naturalmente Mamá y participar es muy fácil, solo debes publicar los miércoles una foto (s) sin escribir nada para explicarla (s) (de ahí viene lo mudo). Luego no olvides enlazar en el linky que está debajo y dejar un comentario en cada uno de los blogs que decidas visitar. Para conocer como nació el Miércoles mudo y sus reglas, puedes hacer click aquí.

 

Compras, Cosas de casa, Crianza

¡Cuántas cosas necesita un bebé! Cap.4: Un sitio para comer a gusto

El pequeño Miguel de Bebé friki ha inspirado esta entrada con sus dudas acerca de qué trona elegir. Es algo en lo que los padres no pensamos hasta que el pequeño no empieza con la alimentación complementaria y que nos pilla por sorpresa. Porque, para qué negarlo, mientras estamos embarazadas las mamis leemos y releemos miles de revistas y artículos sobre cosas que necesitará el retoño, comparamos marcas, prestaciones y precios del cochecito, de la cuna, de la bañera… (si pincháis podéis ver cuales fueron mis elecciones en cada caso) pero la trona queda relegada para después, para cuando haga falta. Y cuando hace falta no sabes por donde empezar a buscar.

Es cierto que necesaria, lo que se dice necesaria, no es. Si te pilla la hora de comer fuera de casa el peque come sentado en su cochecito o en su silla plegable, así que es una opción. Pero no es la más cómoda, la verdad. Así que pensemos que queremos una trona para que el bichejo coma bien sentadito y a gusto en casa. Para empezar hay que elegir entre una trona que se adapte a una silla de casa o una trona alta, con sus patas plegables. Esto es a gusto del personal. Para mí es más cómoda la trona alta, con patas, porque por poneros un ejemplo, aunque comemos en la cocina cenamos en la sala y ahí me resulta más práctico sentarlo en su trona y darle su cena sentada yo en el sofá. Con una trona de las adaptables no sería posible. Pero repito, depende de cada caso en particular.

Una vez decidido esto, pasamos a otro factor importante: reclinable o no. Cuando es muy pequeño reconozco que es más cómoda si se echa hacia detrás, incluso aunque sea más grande para evitar que se remueva demasiado y acabe con medio puré en el pelo. Pero la mía no lo es y nunca lo he echado realmente en falta, la verdad. La bandeja queda ajustada lo suficiente para que el peque nunca quedase muy suelto, y al llevar tirantes de sujeción si el bicho es pequeño y aún no se queda sentado recto, podemos evitar que se vaya hacia adelante. En mi caso la fiera se sentaba estupendamente desde los cinco meses o antes, así que no tuve problemas ni necesité apenas usar los tirantes que digo.

Y pasamos a las decisiones más personales, la marca y el precio. Hay de todo como en botica. Todas las marcas famosas y menos conocidas tienen su trona en el mercado, y de los precios mejor ni hablo. Es un cacharro que se usa a diario, durante mucho tiempo y que se intenta que pase a futuros hermanos, así que no duele gastarse un poco más. Un consejo, que sea sencilla en cuanto a recovecos y esquinas, que los purés se cuelan por todas partes y luego no hay quien la limpie. Y lo mismo en cuanto a los materiales, a más fáciles de limpiar mejor.

Dicho todo esto os enseño la mía, bueno, la nuestra, que va a medias entre la menda y el bicho que la usa 🙂

Con bandeja
Con bandeja
Frontal
Frontal
Lateral
Lateral
Cerrada
Cerrada

Es el modelo Pixi  de Mamas&Papas, regalo de bautizo de nuestra prima María. Se limpia con un paño húmedo de maravilla, incluso en asiento, que no es acolchado pero tampoco incómodo por la forma que tiene. Plegada ocupa muy poco, tampoco pesa mucho y, esto ya es muy personal, a mí estéticamente me encanta. No digo el precio que fue un regalo, pero podéis encontrarla en cualquier tienda de puericultura, por ejemplo aquí y aquí.

Para rematar, aquí os muestro al bicho para que veáis que a él parece gustarle.

_DSC0227

 

 

PD: esta entrada no está patrocinada, sólo doy mi humilde opinión.

PD2: la foto de mi bicho es de estas navidades pasadas ¡lo veo taaaan pequeño! Pero es para que veáis que vale desde el primer momento (ahí lleva puestos los tirantes).

Alimentación, Compras, Crianza, Embarazo, Familia, Lactancia, Libros, Pareja, Parto, Postparto, Salud

Mis cinco imprescindibles para el primer año del bebé

20120815_100813

Todas las madres primerizas recibimos al bebé con un montón de cachibaches que creemos que nos van a salvar la vida a ambos. Que si minicuna, sacaleches, biberones y chupetes de marcas varias, sonajeros… y un larguísimo etcétera que pronto descubrimos que, en su mayoría, van a viajar al trastero casi sin sacar de la caja.

Este mes me siento retrospectiva, con ganas de hacer balance del año y de lo que ha supuesto para todos en casa, así que como por algún lado hay que empezar, lo hago por las cinco cosas que en este año me han parecido realmente imprescindibles, las que sigo usando o que guardo como oro en paño para cuando haya otro bebé con nosotros. Hace ya tiempo que os contaba mis imprescindibles en el embarazo, los libros que debí leer a tiempo y varias recomendaciones sobre productos para los primeros meses. Ahora veremos si, doce meses después, sigo pensado lo mismo.

  1. Los biberones Dr Brown. Han sido el mejor descubrimiento que he podido hacer, y no sólo porque me salvasen de varias semanas de cólicos, llantos y poco sueño, sino porque los he recomendado bastantes veces y en todos los casos han hecho el mismo gran favor a los padres sufridores. Nunca me cansaré de hablar bien de su extraño sistema anti-gases. Todavía los usamos para el agua porque el peque no se aclara del todo con los vasos esos con boquilla, y aunque no durarán para el siguiente porque están estropeados de tanto uso, podéis apostar a que los renovaré contentísima.
  2. Las toallitas y la crema para el culete de Mustela. Sólo diré que una vez me las olvidé y usé unas de marca blanca que tenía en reserva y el pobrecito estuvo escocido tres días, como si tuviera una especie de reacción.
  3. Las toallitas para cara y manos, de la marca que sean (en mi caso Deliplus). Son algo que quizá todas conoceis, pero yo no sabía que existían hasta que no se me presentó la necesidad. De bebé me bastaba con las típicas gasas, pero ahora no me vería yo quitando restos de galleta chupada de… todas partes si no fuera por esas toallitas.
  4. El cojín de lactancia. El mío es con forma de medio círculo, pero cualquiera haría el mismo efecto. Creo que para lo que menos lo usé fue para dar el pecho, me servía como apoyo para cuando el peque no se sostenía sentado sin ayuda, así no se caía hacia los lados, o para tumbarlo en medio y darle un masaje o hacerle cosquillas. Ahora lo pongo a mi lado en el sofá y el peque lo usa de almohada para las siestas.
  5. La hamaca. Mi bicho se cansó enseguida de estar tumbado boca arriba en su capazo así que la ha usado mucho. Desde ella, al principio casi tumbado, podía ver el mundo, vernos a Papá Oso y a mí, moverse con libertad, y cuando iba siendo mayor se quedaba viendo Pocoyó o me lo llevaba conmigo cuando iba por la casa limpiando, para ducharme tranquila o incluso mientras cocinaba. No duró demasiado porque igual que con el capazo, pronto tuvo ganas de cambiar de aires y empezar a gatear, pero fue un dinero muy bien invertido.

PD: en la foto mi bicho con sólo unas semanas acurrucado en el cojín de lactancia.

*Pronto haré la lista con las cinco cosas que no he llegado a usar o que no han dado buen resultado.

Alimentación, Blog, Crianza, Embarazo, Salud

Charla-café en Murcia #19J

No, yo no he sido de las afortunadas que han podido asistir al evento de Madresfera y Yo Dona el pasado 8 de junio. Me quedé con las ganas y con una rabia enorme, porque estaba al ladito y el viernes, cuando todas subían a Madrid, yo bajaba de vuelta. Pero ¡qué se le va a hacer! Por suerte las mamis blogueras están cada vez más activas y el próximo 19 de junio Madresfera, Hero Baby y Eco4D Murcia darán una charla café en la sede de Hero, en Alcantarilla, dónde quizá pueda conocer a algunas de las murcianas a las que sigo.

La charla ¿qué pasa antes de nacer? tratará acerca del vínculo de los padres con el feto antes del nacimiento, así como de los cuidados de la embarazada en temas de alimentación. No quiero que mi peque sea hijo único, así que tarde o temprano daré uso a los consejos que nos den porque ¡ésta no me la pierdo! Además también estarán presenten marcas de puericultura como Tutete o Infaneto ¿qué más podemos pedir?

Si os interesa, aquí está el artículo de Madresfera, dónde podéis encontrar el email de contacto para apuntaros.

¡Nos vemos el 19!

cartel para fB Murcia-01

PD: gracias a Subida en mis tacones por traer una de estas reuniones a Murcia.

Embarazo, Familia, Pareja

¿Niño o niña?

Cuando me quedé embarazada tenía clarísimas dos cosas respecto al sexo de mi futuro bebé, la primera era que tanto Papá oso como yo queríamos un niño, y la segunda era que no queríamos descubrirlo hasta el día de su nacimiento. Hasta el último mes de embarazo conseguimos mantenernos en la incertidumbre advirtiendo a todos los médicos en las ecografías para que no nos descubrieran el secreto, y sobre todo luchando con la familia que se empeñaba en decirnos lo importante que era saberlo. Que si de qué color íbamos a comprar las cosas (existen más colores que el rosa y el azul aunque nadie parece saberlo), que si no teníamos intriga… y así ocho meses. Al noveno mi ginecólogo enfocó el ecógrafo hábilmente sobre los genitales de mi bicho, y no hubo mucha duda al respecto. No nos dijo nada pero ya lo habíamos visto y tuvimos que contarlo a la familia. por suerte fue niño, todos contentos.

Tenemos unos amigos que tuvieron a su hijo un par de años antes que nosotros, otro nene, y que ahora están dándole vueltas a buscar al hermanito, pero a los que en parte le echa para atrás la probabilidad, 50/50, de tener una niña. No negaré que a mí también me pasa cuando lo pienso. A ellos su hijo les llegó por sorpresa por así decirlo, aunque está claro que en estas cosas si no usas protección no hay mucha sorpresa, el embarazo no fue planeado, y no hubo nada que pensar. Sería lo que fuese y ya está, como nosotros. Tampoco fue planeado sino fruto de la relajación de encontrarnos en una situación de tranquilidad económica y familiar, no hubo nada que pensar, y también tuvimos la suerte de que fue lo que preferíamos. Claro está que tanto para ellos como para nosotros si el siguiente embarazo es niña la querremos igualmente, faltaría más. Pero todo el mundo tiene preferencias.

Lo sorprendente es que salvo para esta pareja, para todos los demás lo preferido es una niña, y en nuestro caso más aún para tener ‘la parejita’. A mí no me gustan las niñas, por decirlo de alguna manera. Me entiendo mejor con los niños, y teniendo ya uno prefiero que los hermanos sean del mismo sexo porque aunque no sea obligatorio parece que se entenderán mejor en el futuro siendo dos niños que siendo la famosa y deseada pareja. Pero cuando sale el tema me queda claro que somos los raros ¿o no?