Cosas de casa, Crianza

La hora de dormir

mickeyEl tema de irse a dormir es peliagudo en la mayoría de las casas con niños pequeños, eso es innegable. Los hay que son dormilones y caen rendidos enseguida y los hay que luchan contra su propio sueño, el de sus padres y la paciencia de todo el que intenta meterlos en una cama.

El mío es de los que prefieren jugar hasta que clava la cabeza encima de los dinosaurios, por eso su padre y yo hemos probado montones de trucos y parece que, al fin, hemos dado con la clave.

A Joaquín (como a todos creo) le encanta ver dibujos animados. Y desde hace tiempo por las noches, después de cenar, le ponemos un par de capítulos de alguna serie de dibujos tipo Caillou o Mickey Mouse antes de dormir con la condición de que cuando se terminen nos vamos a la cama. Se lo aviso cuando se los pongo y efectivamente cuando se acaban él ya sabe lo que va a pasar, no le sorprende y aunque a veces remolonea un poco, lo acepta. A esta edad son muy rutinarios y durante una época también funcionó el leerle un cuento antes de dormir. Era pipí, meterse en la cama, cuento, apagar la luz y a dormir. Si fallaba algo en la ecuación entonces no se dormía.

Hasta hoy no se me había ocurrido probarlo con la siesta. Es un momento más delicado porque después de comer se pone a jugar con su hermano al que no ha visto en toda la mañana y claro, cuando le corto el juego para llevármelo a la cama, lo que me he llevado más de una vez han sido un par de patadas y bastantes gritos y llantos. Hoy tras un ratito corto de juego le he anticipado lo que íbamos a hacer: nos acostamos en el sofá, vemos un capítulo de Mickey y después a dormir. Lo ha entendido tan bien que al subir al sofá me ha pedido que le quitase los zapatos y le tapase con una manta. Se lo veía venir y así ha sido. No sé cuando se habrá dormido pero mientras comíamos su padre y yo han terminado los dibujos y ha empezado la siesta. Sin llantos ni peleas, sin pedir más dibujos porque ya habíamos pactado lo que tenía que pasar.

Sé que hay mucha controversia sobre si los niños ven mucha televisión pero oye, que si 15 minutos me aseguran que se acuesta sin patalear, benditos sean.

¿Cómo llevan vuestros hijos el momento de irse a la cama?

Besos y abrazos.

PD: ahora leo que no recomiendan la siesta a mayores de 2 años…. pues no será el mío, que si no duerme a las 7 de la tarde está para el arrastre (y a ver quién lo aguanta).

Cosas de casa, Crianza, Educación, Libros

Una de libros

Si hay una cosa en la que no me duele gastarme el dinero es en libros. Tanto para mí como para los peques. Normalmente me cuesta decidirme a la hora de elegir un libro u otro ya que mis fieras aún son pequeños y es complicado saber si estarán al nivel o el libro les aburrirá, pero en el último mes hemos ampliado bastante la biblioteca infantil y me gustan tanto las nuevas adquisiciones que tenía que contároslas.

VAMOSaVERABUELOS_cubierta_CASTELLANO.indd1. Vamos a ver a los abuelos. Un libro pop-up diferente y precioso, tanto que sufro cada vez que lo coge porque sé que aún no tiene cuidado y que es fácil que arranque o rompa algo. Pero es lo que hay, es suyo y yo me tengo que aguantar.

 

mamutlanudo2. Como lavar a un mamut lanudo. Me lo leí en un Fnac y la gente me miraba raro porque me reía sola.

elefantitocurioso

3. El elefantito curioso. Libro con música, una combinación que al menos con el mío siempre es un acierto.

 

4. El topo que quería saber quién se había hecho aquello en su topocabeza. Una idea que os puede resultar escatológica pero que a los críos les encanta. En casa se ha convertido en el libro de antes de ir a dormir.

 

contrarios

 

5. Contrarios.  Una colección que busca enseñar conceptos (colores, formas) a través de un juego de dibujos y transparencias. Muy original y para mi gusto muy bien pensado.

 

buenasnochesmonstruos

 

6. Buenas noches monstruos. Fue un regalo ya que el protagonista se llama igual que mi hijo, pero además es que le encanta. Va buscando los monstruos por las páginas.

 

Para no perder esta buena racha lectora mi regalo de reyes (por adelantado) fue una suscripción a My little book box que está siendo un éxito. A mi hijo le encanta los libros, le gusta la sorpresa de abrir la caja y encontrar un cuento, y le gusta casi más pasar una mañana entera haciendo manualidades con mamá y papá. Las actividades hasta el momento han sido acertadas en cuanto a entretenimiento y adecuadas a su edad en dificultad. Y he comprobado de primera mano el precio de alguno de los libros que envían y hay casos en los que sólo el libro realmente vale lo que pagas por la caja al completo, así que compensa. Ahora sólo queda convencer a papá Oso para que alarguemos un poco más la suscripción.

¿Os gustan? ¿Me recomendáis libros de 2 a 3 años?

Besos y abrazos