Disfraz de calabaza para bebé

928655_636415879818181_25021258_n

Siento de corazón no tener fotos de cómo hice este disfraz pero admito que no tenía muchas esperanzas en que quedase mínimamente decente. Aun así es tan fácil que no creo que, si os animáis, necesitéis ninguna indicación extra.

NO es un disfraz de calabaza como tal porque me da mucha lástima que un bebé vaya incómodo por muy guapo que se vea. Así que poniendo por delante su comodidad he hecho una ranita-calabaza que queda muy aparente sobre todo para bebés que aún vayan todo el rato sentados o en brazos. Vamos, que no andendsc_0051

Lo primero, el patrón de la ranita. Mis dotes de costurera aficionada no dan ni mucho menos para hacer patrones, así que lo he cogido prestado a Trapeando. Ella tiene además un paso a paso mucho mejor de lo que nunca podría hacer yo, aquí mismo. Ahora os cuento mis modificaciones.

He usado una tela más bien gruesa e igual por ambos lados. Barata y fácil de coser, la que me aconsejaron en la tienda cuando fui diciendo que era para un disfraz. Si no me equivoco con medio metro me ha sobrado una barbaridad.

No he cosido las vistas que aconseja Trapeando, por prisa y comodidad mía sobre todo.
dsc_0053Si veis al final es cortar la tela dejando el margen de costura y coser los laterales. Como no tengo la maquinita de poner los cierres esos como los bodies de bebé he puesto estos que van cosidos. Como son más feotes en los hombros los he puesto por dentro para que no se vean.

dsc_0054Para el cuello he usado fieltro. Primero aconsejo hacer el dibujo de las hojas en papel, un folio vale, y si nos convence pasarlo al fieltro. Para coserlo lo explican muy bien en el blog Oh Mother Mine DIY en su tutorial de un verdadero disfraz de calabaza (el cuello a partir del minuto 15:38)

Y ya sólo queda recortar en fieltro negro los ojosdsc_0055 y la boca siniestra de la calabaza y pegarla con un pegamento especial para tela o con silicona fría, que podéis encontrar en cualquier tienda de manualidades o papelería. También podéis coserlo, pero en situaciones de crisis como ésta más nos vale no perder tiempo ¿no?

Mis fallos: la tela no era la más adecuada, me hubiera gustado una un poco más recia, con más cuerpo. Y la plantilla para el cuello al cerrar los broches de los hombros las hojas no se quedan totalmente unidas y se ve raro, pero es lo que hay 😉

*Medid bien al peque antes de cortar la tela, en mi caso Arturo aun no había cumplido los 6 meses y la talla 6-12 del patrón le iba muy justita de talle.

*Yo que no soy muy diestra ni experta en esto de los disfraces he tardado a lo sumo dos horitas en confeccionar eta pseudocalabaza. Y bien guapo que iba 😉

Anuncios