Compras de ‘vuelta al cole’

Casi un mes hace que empezamos el colegio y todavía no había podido pasar por aquí para contar/enseñar nada. Y es que para mí septiembre ha sido una cuesta muuuuy larga y no desde un punto de vista económico sino más bien mental. Por suerte esta semana empiezo nueva etapa, mucho más tranquila y más centrada en cosas que necesito a nivel personal.

A lo que iba, que me lío. Todos los años cuando empieza el curso aprovecho esa inercia de comprar el material escolar para comprar la ropa, zapatos y demás cosas necesarias para el invierno. Aquí todavía estamos esperando el frío, que a mediodía nos freímos a más de 25 grados, pero ¿y si de repente una mañana me levanto y ya es invierno? Que en el sur esto va así, pasamos de las sandalias a las botas en dos días.

Este curso el mediano ha empezado infantil así que, aunque yo defiendo mucho el que vayan heredando todo lo posible, me he permitido el capricho de comprarles cosas ‘a juego’.  Ya el año pasado mi mayor llevaba su mochila dinosaurio de SkipHop, así que al mediano le pedí una mochila mono y, ya puestos, dos botellas de la misma marca para el agua. Y sí, pueden llevar botellas de plástico normales, pero en mi experiencia las pierden, las aplastan… y no me gusta rellenarlas demasiadas veces así que al final considero que una botella de este tipo es un ahorro (y más ecológica que montones de botellitas de plástico).

 

Mi segunda compra de principios de curso son unos zapatos que duren y aguanten, y por tercera vez he comprado este modelo clásico de Pablosky. No exagero si os digo que el mayor se los puso es curso pasado TODOS los días (excepto el día de psicomotricidad) y aún huelen a nuevo por dentro. Y aguantaron hasta final de curso, tanto que mientras me traían los del mediano se los ha puesto un par de semanas, y eso que el cole de mis hijos tiene un ‘maravilloso’ parque lleno de piedras destroza zapatos/pantalones/todoloquesepongan.

 

Aunque como ya os he dicho aquí ni hace frío ni se le espera, he pecado de previsora y ya he hecho las primeras compras de ropa de temporada, pero por una buena razón. A mi mayor es imposible encontrarle pantalones vaqueros que le queden bien. Es alto y delgado así que o le van justos de largo o le quedan anchos y feos de cadera. Por eso, como sé que cada año me toca hacer peregrinaje por las marcas de ropa de niño en busca del pantalón perfecto (o el menos malo) me gusta empezar con tiempo. Pero este año ¡oh sorpresa! he dado con los buenos a la primera en Zara Kids. Eso sí, con truco. Para que le queden bien son una talla más (por el largo) y un modelo pitillo de niña. Sí, de niña. Los pantalones vaqueros normales son iguales en niño que en niña pero muuucho más estrechos de cadera.

 

Hasta aquí mi repaso por las compras de comienzo de curso.

¿Vosotros también habéis hecho ya el cambio de armario de los peques?

Besos y abrazos

Anuncios

Mi lista de deseos

Cada vez que se acerca alguna celebración, en este caso mi cumpleaños, Papá Oso me asalta con la misma pregunta ‘¿Y yo que te regalo?’.

Ahí dónde la veis tiene miga, porque si le respondo me dice que no me va a regalar nada que yo le haya pedido, que debe ser sorpresa, y si no le respondo, me dice que no se le ocurre nada y que ni por asomo se me ocurra regalarle yo nada a él en su cumpleaños (que es una semana después del mío), que si yo no tengo regalo él tampoco.

Ya veis en que aprieto me pone.

Así que este año se lo voy a poner fácil, y para que no diga que se lo he pedido, yo lo dejo aquí, a la vista de todos. Ya si alguien quiere tomar en cuenta mis sugerencias será cosa suya.

*Bien distinto será el año que viene, cuando entre en la treintena y nada logre consolarme. 🙂

wishlist

wishlist3

wishlist2

Directorio de compras: Carittas   Pandora   Lékué    Las Pepis Carraspio    Nonabox

Compras para el verano

No tengo remedio. Voy de compras para renovar un poco mi armario, que la ropa de antes de ser mami ya no me queda igual de bien, y vuelvo sin nada para mí y con dos bolsas de cosas para el peque. Eso sí, todo súper necesario y monísimo, eso por descontado. Menos mal que Papá Oso también encontró algo para él y así me libré de la reprimenda. ¿Queréis verlo todo?

Empiezo por los zapatos. Sé que le duran poquísimo, pero nos han regalado/prestado tantos que creo que sólo tenía un par suyos. Las zapatillas de deporte ¡me encantan! Y andaba loca buscando unas así para el peque. Los azules son grandes, ya para el otoño, pero estaban baratas jajaj

zapatos

Me encantan estos conjuntos de algodón que lo mismo valen de pijamas que para estar ancho por casa e incluso para bajar a la compra sin tener que arreglarlo mucho. Los dos primeros son de Alcampo, a 4 euros cada uno. El resto de Decathlon, un poco más caros pero la tela es más fuerte y aguantarán más el paso del tiempo. El chándal fue un capricho, lo reconozco, pero me venía de perlas para los paseos por el campo de las vacaciones (qué poquito nos queda!!!).

ropa3

ropa

Y para terminar una camiseta de Zara con Batman, que a su padre le encanta, y un polo para cuando haya que parecer de mejor familia, de Sfera.

ropa2

Por cierto, esta próxima semana nos vamos de vacaciones, así que antes de irnos os contaré un par de cosillas sobre el sitio elegido y el arduo proceso de hacer la maleta.

¡Abrazos!

Compras de “segunda edad”

Como ya os dije estábamos buscando una silla de paseo para cambiar ya la del conjunto Muum, que es más aparatosa y el bicho ya es lo bastante ‘grande’ para el cambio. Bueno, pues después de ver varias de muchas marcas, al final hemos optado por una poco conocida pero que cumple con todo lo que queremos. La elegida ha sido el modelo Ferrara de Coto Baby, marca que se vende a través de Infaneto. Ya veis, no muy conocida. La duda era entre ésta y la Chicco, y ésta nos ha convencido más por parecernos más robusta, con un manejo más fácil sobre todo de las ruedas delanteras e incluso nos ha gustado más la estética, quizá menos como todas las sillas de paseo. ¿Qué os parece?

productos_537_1188_g

Además ya metidos en faena hemos tenido que comprar varios artilugios para evitar que el bicho abra todo cajón que se le ponga por delante, ya el otro día compré los protectores para los enchufes, y hoy han caído éstos cierres de seguridad de Olmitos.

REF 7827 CIERRES MULTIUSOS 17,5 CM PRODUCTO

Y ya de paso he descubierto una marca de ropa que me ha gustado bastante y de la que he comprado este conjunto para el cumple de su primo,que aunque queda tiempo nunca está de más tener algo pensado en la reserva.

3581s13_bk

Tiendas con mucha personalidad para personas felices

Os traigo tres enlaces a tres páginas llenitas de felicidad, de buenas vibraciones, de imaginación y buen rollo. En cualquiera de ellas podéis encontrar regalos la mar de originales o detalles muy especiales que le darán a vuestra casa un aspecto único. Yo ya tengo varias cosas en mi lista de deseos, a ver si me salen las cuentas a final de mes y seguro que caen.

Mr. Wonderful Shop

mr. wonderful

Todas sus cosas tienen un estilo único que a mí personalmente me vuelve loca. Son cosas, como ellos mismos declaran, muy molonas. ¡Hasta tienen su propio libro!

Happy ideas

happy ideas

Este vinilo es un manifiesto precioso, pero también tienen objetos de decoración, de papelería e incluso complementos y ropa.

Delipapel

delipapel

Esta maleta caerá antes o después porque llevo casi dos años con los recuerdos de nuestro viaje de novios rodando sin lugar fijo y me parece que al fin lo han encontrado. Y casi seguro que no será lo único de esta tienda que compre, he visto unos detalle de decoración para la futura fiesta de cumple del peque que también me llaman…

Uniforme de mamá joven

20130128000230_0

Desde que nació el peque he pasado por muchas fases relacionadas con mi aspecto y con lo que he creído que era la imagen de ‘mamá’ que debía dar. Cuando salgo a la calle y paso por delante de la puerta de algún colegio veo un montón de madres perfectamente vestidas, subidas a sus tacones, con su tinte sin raíces y con un maquillaje mucho mejor que le que consigo yo para una boda. ¡Cómo las envidio! Yo soy incapaz, y que conste que lo he intentado, lo he intentado mucho. He procurado ir bien vestida, con una imagen más seria, más adulta…. pero no, no soy así, y ya está. Yo soy mujer de vaqueros, camiseta y zapatillas. Me encantan los zapatos de tacón y en verano son asidua a los vestidos y las cuñas, pero lo que me pide el cuerpo cuando me levanto después de no pegar ojo no es ponerme una camisa y las botas de tacón, la verdad. Además, la verdad, me veo más joven e incluso hasta más guapa cuando soy fiel a mi estilo, aunque éste sea ir sin arreglar, sin maquillar y con el pelo en una cola.

Esta semana, quizá porque tengo más sueño que ganas de compararme con las demás, he vuelto a mis vaqueros, mis camisetas anchas que además se llevan como me gustan con el escote caído hacia los hombros (bonitas y modernas como diría mi madre), y mis Converse. Y dos veces me han dicho que parezco muy joven. ¿O será la primavera, que me sienta bien?

Al final todo esto me ha servido para poder venir hoy y daros un consejo, aunque no sea yo quién para hacerlo. No hay un modelo de madre perfecta que debamos imitar. No somos mejores madres por ir mejor vestidas o parecer más ‘madre’. Ni somos peores por ser madres de vaqueros, zapatillas y cara lavada, y si alguien os mira mal por ser así, recordad que  no tenemos que parecer madres porque ya lo somos.

PD: no tengo apenas fotos mías en las que se me vea bien porque odio las fotos, así que para que os hagáis una idea os dejo en la imagen un look de Sfera que me pondría sin dudarlo.