Nuestros juegos de mesa favoritos

Desde hace un par de años los juegos de mesa se han convertido en el regalo estrella para mis mayores. Les encantan, sobre todo por el hecho de que tengamos que jugar los papás o titos o abuelos con ellos. Hay cientos de juegos, sin embargo aquí entro yo para seleccionar los que sé que van a triunfar y huir de los que anuncia la TV, que al final suelen ser juegos de “mirar” más que de “hacer”. Aquí somos fans de los juegos cooperativos y de ingenio, de los que implican pensar un poco, tratar de aprende una estrategia.

Si alguno os interesa pero no sabéis si van a saber jugar o cómo funciona, preguntádme que os lo explico/enseño encantada.

Nuestro Top 5:

  1. El frutal.

elfrutal

Ya os hablé de él aquí, y mis fieras lo explicaron la mar de bien en un vídeo. Es el preferido. Sencillo, partidas no muy largas, cooperativo y bonito. Lo tiene todo.

2. Wolfy.

wolfy.jpg

Nos lo han traído los Reyes Magos este año y se ha convertido en un digno competir del Frutal. Es cooperativo pero tiene varios modos de juegos, de forma que aunque nos ayudemos cada uno actúa por su cuenta. Las partidas, si los peques aún no saben jugar bien, pueden ser un pelín eternas. Pero es sencillo y también precioso. Lo de que un juego tenga materiales y diseños chulos es un punto a su favor, al menos para mí.
Aquí os lo explica (más o menos) el mayor.

3. Mascotas. (Ver video)

Mi mayor es muy fan del Uno, por eso los Reyes pasaron por Kinuma y trajeron este juego de cartas que también requiere un poco de estrategia, de fastidiar al otro sin que se note. El mediano juega de frente, pero el mayor ya va usando sus truquillos para ganar.

4. Dragón diente de trueno.

dragondientedetrueno

Otro juego de Haba, lo que de por sí ya es señal de éxito y de calidad. Es muy fácil y rápido, pero tiene piezas muy pequeñas que hacen que tengamos que jugar en una superficie donde no alcance el peque.bellaflor

5. Bellaflor.

Y otro más de Haba. El más sencillo y como no requiere de mucho montaje ni espacio, es práctico para jugar una partida en cualquier momento, porque tampoco son largas. Es quizá el más infantil pero al mayor le sigue gustando porque además ayuda a su hermano con el tema de los colores y de mantener los turnos, que es lo que más cuesta.

Anuncios

Videojuegos y niños pequeños: cuándo, cómo, cuáles.

A raíz de una pregunta que lanzó por Twitter Padres frikis hace unos días me he dado cuenta de lo presentes que están los videojuegos en mi casa y de que aún no había hablado sobre ello por aquí. Lo primero es que a mi santo hogar los videojuegos y las consolas no han entrado de manos de mis hijos sino de su padre. Tenemos una xbox360, una 3DS, WiiU, un ordenador grandote para mover juegos de pc y varias consolas antiguas. Sin contar la tablet y los móviles, que son en realidad lo que usan los críos sobre todo. ¿Juegos? De todo tipo. Obviamente los más ‘desagradables’ no los ponemos cuando están ellos presentes, lo cual limita mucho las posibilidades de su pobre padre para disfrutar de sus consolas. Pero la paternidad es lo que tiene.

Y ahora a lo que iba ¿juegan mis hijos? Sí. El mayor acaba de cumplir 5 años y el mediano tiene 3, y ambos juegan desde mucho antes de Navidad, cuando por cierto pidieron para Reyes el Disney Infinity para WiiU.

En mi casa las reglas con los videojuegos son muy estrictas y os cuento por qué.

El mayor juega de forma compulsiva. Con esto quiero decir que se pone tenso, nervioso, le frustra si algo no le sale, y a medida que lleva más tiempo jugando se enfada más cuando va tocando terminar y luego pasa varios días pidiendo jugar a tooooodas horas. Como es algo que ya hemos comprobado en varias ocasiones, sólo puede jugar los días que no hay colegio y una hora máximo. En cuanto a los juegos, en la tablet tienen un Super Mario y un Sonic, además de alguno más sencillito para el mediano de los de encajar figuras y colores. Alguno de pintar y de puzzles. En la consola juegan al Disney aunque aún les cuesta y tanto ese como el Lego Jurassic Park y el Lego Avengers lo juegan siempre siempre siempre con papá.

Nuestro último descubrimiento ha sido Monument Valley.
Como os he dicho por lo general el mayor se pone nervioso con los videojuegos, por eso éste, que es de pensar más que de hacer, me pareció una opción perfecta para él. Con su paciencia de niño de 5 años a veces viene a buscarme para que le ayude, pero salvo un par de momentos que incluso a mí me costaron, lo ha resulto él solo sin alterarse. Y además el juego es agradable de ver, que también cuenta.

Estamos planteando enchufar la vieja Wii y enseñarle el ZAck & Wiki, un clásico con pantallas en las que hay que darle al coco y no a la pistola o a los puños.

Edito: se me habían olvidado los favoritos de la tablet, los Panda (Restaurante, Supermercado, Hospital…) Son tranquilos, simplemente de ir haciendo cosas sin prisas ni retos.

Juego cooperativo. El frutal.

elfrutal

Ha sido uno de los claros vencedores de estos Reyes Magos. Así de primeras cualquiera pensaría que ni de coña van a jugar dos niños de 4 y 2 años juntos  aun juego de mesa sin tirarlo todo o querer matarse porque uno gana y el otro no. Pero es que es lo chulo de los juegos cooperativos, que o todos ganan o todos pierden. Y si no hay esa competitividad, que es muy sana pero los niños pequeños no siempre saben gestionarla, no hay peleas y es posible jugar en familia sin que las piezas y el tablero vuelen por los aires.

¿Otra cosa buena de este juego? Que es precioso, los colores, los materiales…. Y que no lleva pilas ni nada mecánico. Ni hace ruido.

Como al final el dueño del juego es mi hijo mayor, pues que sea él quien os lo explique ¿no? (Las reglas son un poco adaptadas a como a él le da la gana jugar)

PD: no sé si debería ponerle subtítulos jajaja.