Habitación para tres

Dice el refrán que los niños vienen con un pan debajo del brazo, pero la realidad es que vienen con cientos y cientos de cosas. Y si es el tercero, todavía más. Porque tres sillas no caben en cualquier coche, ni tres niños en cualquier casa. En nuestro caso la logística ha pasado entre otras cosas por tener que reestructurar por completo la habitación de los niños que aunque no es pequeña no va muy sobrada de sitio para colocar tres camas ni guardar ropa y zapatos (y juguetes y libros…). ¿La solución? Como siempre: Ikea.

No puedo decir que fuese llegar y besar el santo porque estuvimos semanas buscando la mejor combinación, dibujando las medidas de las camas en una pared y en otra, haciendo cuentas… y al final quedó claro que si queríamos conservar la otra habitación pequeña como estudio no nos quedaba más remedio que buscar una litera. Aquí podéis ver como ha quedado.

La cuna, que de momento está ahí y que volverá cuando el bebé sea más grande, la vamos a convertir en cuna de colecho, así que los mayores tendrán algo más de sitio para jugar.

Los armarios son exactamente iguales los tres y encima hemos colocado unos módulos ‘reciclados’ ya que antes los teníamos en la pared como estanterías. Son más estrechos pero cumplen su función con zapatos de otra temporada y cosas varias que nunca se sabe dónde guardar.

La decoración está todavía en proceso. De momento tenemos las fundas nórdicas de Vertbaudet y mi capricho personal, la guirnalda de luz de Tutete.

En cuanto a los ocupantes de momento no me preocupo por el tema de subir y bajar porque duermen juntos en la cama de abajo por propia petición. He insistido en que estarán más cómodos, que hace calor para dormir juntos pero nada, ni uno ni otro quieren separarse así que la cama de arriba, de momento, se usa siempre en presencia de un adulto para subirse a jugar.

PD: Guille viene con más novedades, en próximas entregas os las enseño 😉

Besos y abrazos.

Anuncios

Habitación compartida

DSC_0061Hay hermanos que duermen juntos. Puede ser por obligación porque no tengamos más habitaciones libres o por deseo nuestro, como es mi caso. Tengo otra habitación que uso de cuarto de la plancha/costura/estudio pero mis hijos duermen juntos, y así quiero que sigan. No vivo en ningún palacio así que meter dos criaturas con sus correspondientes pertenencias en una única habitación y lograr que ésta sea cómoda no ha sido nada fácil. Sin embargo en esta ocasión mi eterna devoción por los muebles de Ikea ha servido de algo y me ha dado la solución al problema:DSC_0062 muebles de tamaño infantil baratos que cambiaré cuando crezcan sin sufrir por ello. Y la segunda cuestión a tener en cuenta es que los muebles elegidos sean prácticos para la edad de los habitantes. ¿De verdad necesita mi hijo un escritorio? De momento apostamos por almacenaje para muuuuuchos juguetes y estanterías para muuuuuchos libros. Algunas a su altura para el “top ten” de antes de dormir y otras más altas para evitar el desastre si los alcanza el hermano pequeño.

DSC_0063En el tema de la decoración yo aposté por tres colores y en base a ellos gira todo: naranja, verde y azul. La funda del nórdico del mayor es DIY y la de lunares de la cuna es de TucTuc. Los stickers de circo los usamos para que los muebles no fuesen tan blancos y sosos, y las cajas de encima del armario nos valen para tener ordenados en una los disfraces, en otra las cosas para hacer manualidades y en la tercera las fichas y dibujos de la guardería. No tenemos nada de decoración como tal más allá de los dos marcos de fotos con sus nombres en fieltro que fueron un regalo y el calendario también de fieltro y que también nos regalaron.

Cuando son tan pequeños creo que es muy importante que las cosas queden a su altura para que vean que pueden hacer las cosas solos, por eso me gusta el perchero para dejar su abrigo y la mochila, las cajas verdes al lado donde guardamos los zapatos y las cajas bajo la cama para los juguetes más grandes. Y por supuesto aunque no se vea tenemos dos de los famosos taburetes Mammut y esa silla/huevo naranja en la que les vuelve locos esconderse los dos juntos y dar vueltas. Me dan un miedo….

DSC_0064

 Cuando cambiemos la cuna por otra cama igual que la de su hermano para que puedan subir y bajar solos aún me quedará mucho espacio en el centro para jugar (en invierno hay una alfombra pero ahora mi alergia me ha obligado a quitarla). Cómo veis el pequeño no quería faltar para demostrar que le gusta mucho jugar en su habitación 🙂

¿Qué os parece el tema de que los hermanos compartan habitación?

Besos y abrazos.

Primer cumpleaños en casa

El viernes día 8 celebramos el primer cumpleaños de mi trasto pequeño (un año ya!!) y tras haber celebrado los anteriores del mayor cenando fuera, esta vez decidí robar con una fiesta en casa, entre otras cosas porque al día siguiente teníamos comunión y quería una fiesta que no acabase demasiado tarde.

Lo primero que no podemos olvidar al hacer una fiesta en casa es que va a ser un caos y un motón de trabajo,tanto antes como durante y después de que todos se hayan ido. Pero tampoco es cuestión de ver sólo lo malo, que nuestro cachorro tendrá un cumple personalizado y a su gusto, en un entorno cómodo para él (y para nosotros).

En nuestro caso como los dos son pequeños y aún no hay compromisos con amigos del cole fue un cumple muy familiar, con tíos, primos y abuelos. 15 adultos y cuatro peques, muy casero. Mi intención, aunque ya se sabe que las coas nunca salen como una quiere, era que merendasen primero los peques mientras las mamis nos tomábamos el café y hacer tiempo a que el resto llegasen para una cervecita y cena de picoteo, la tarta y tempranito (relativamente temprano) a dormir. Para esto mis hijos son únicos y vieron la oportunidad de jorobarme el plan durmiéndose la siesta justo a la hora que llegaban los primos. Ale, pues unos a merendar viendo Big Hero 6 y el homenajeado a dormir.

Al final se mezclaron la merienda con la cena, las cervezas con el café… pero lo bueno es que estando en familia todo va rodado.

He de reconocer que a mí me encanta organizar saraos de todo tipo: cenas, comidas,  cumpleaños lo que salga y que no importa trabajar más para que todo quede como imagino. Así se me ocurrió que la fiesta tenía que tener temática de animalitos de granja ya que tiene una y es su juguete favorito, y sobre eso hicimos las invitaciones vía whatsapp, la decoración de la entrada con cartel y globos, unos banderines diy, una corona de goma eva y para comer una mesa dividida en dulce/salado con todo lo que me dio tiempo a cocinar. Y este fue el resultado.

IMG-20150508-WA0003  DSC_0015

DSC_0016

El centro de atención además del peque fue la maravillosa tarta de Sr.Pastel. Se salen de bonitas y de ricas.

Triunfo total de la fuente de chocolate, regalo de unos primos en Reyes. Los diy de los banderines y la corona los dejo aquí, pero son muy sencillitos.

Y para comer, dulce: fruta y nubes para el chocolate, palmeritas caseras, bizcocho y chuches varias; y salado: pan relleno, empanada, tortilla de patatas, patatas fritas y embutido y queso. Quedó hecha una pizza que nos comimos al día siguiente.

Arturo disfrutó mucho, el hermano y los papis más, creo que todos comieron bien y pasamos una tarde a gusto en familia, que al final es de lo que se trata.

Para el cumple del mayor en julio ya estoy planeando mil historias, a ver si me da tiempo 😉

La moda de las cajas

Vía Handbox

Vía Handbox

Vía Tollabox

Vía Tollabox

Esto de las modas es así, a alguien se le ocurre una idea que resulta ser un éxito y de pronto parece que lo ves por todas partes. Y muy bien que me parece, que conste, que en los tiempos que corren hay que tener iniciativa y ser muy valiente para lanzarse a ser empresario. No sé en este caso de quien fue la idea, es como eso del huevo y la gallina, pero de un tiempo a esta parte han proliferado las empresas dedicadas a las suscripciones a cajas llenas de todo tipo de objetos. Funcionan más o menos todas igual: te apuntas ya sea un mes, dos tres o los que quieras y ellos te envían puntualmente una cajita que contiene una variedad de productos que se ajustan a tus preferencias. Os presento algunas.

Nonabox.

De las más famosas, o quizá es que por los lares que yo me muevo es la más solicitada. Entregan mensualmente una preciosa  caja llenetita de productos para el bebé. Y alguno para las mamás cae de vez en cuando. Tu les dices si estás embarazada o la edad del churumbel hasta tres años y ellos elijen los artículos, todos de marcas reconocidas y de buena calidad.

Tollabox

Para peques más mayorcitos, a partir de tres años y hasta los diez. No hay niño en el mundo al que no le guste descubrir juegos nuevos, todos son creativos e imaginativos por naturaleza, y en esto se basan estas cajas. Cada una llega a tu casa con los materiales e instrucciones para ‘crear’ tres juegos diferentes de forma totalmente artesanal.

Guapabox

Es obvio ¿verdad? Pues eso, cajas con productos para cuidarse y lucir un poco, que siempre da gusto verse guapa. Los productos se adecuan a cada suscriptor gracias a un formulario en el que especificas tu tipo de piel, de pelo, tus gustos… y ellos te envían cinco productos en talla viaje para que realces tu belleza, además de trucos y consejos.

Textilbox y Handbox

Los peques de la casa no son los únicos creativos ni con ganas de inventar cosas nuevas ¿verdad que no? Pues para nosotras están pensadas estas dos cajas. La primera va destinada a aquellas personas a las que les pica el gusanillo de la costura pero no se terminan de lanzar. Pues ellos te proponen una idea y te facilitan el tutorial y los materiales, así que no tienes excusa. Con la segunda no sólo tienes en casa un proyecto DIY del tipo que prefieras (desde trapillo a carvado de sellos, por ejemplo) sino que podrás entrar en una comunidad de auténticos artistas en el mundo de las manualidades para compartir tus obras y descubrir qué han hecho los demás.

Y cómo no puedo hablar de primera mano de ellas aquí tenéis opiniones de todo tipo:

Sobre Nonabox: Mamá puede y Planeando ser padres

Handbox: Mamis y bebés

Tollabox: Valencia Peque Universo

Guapabox: Luccalba

Textilbox: Mi primera máquina de coser

Hay muuuuchas más cajas, de casi todo lo que se os ocurra, así que si recibís alguna en casa y queréis contárnoslo ¡adelante!

Besos y abrazos

Edito para añadir por si hubiera dudas que esta entrada no está patrocinada por ninguna de las marcas que menciono, es fruto de mi curiosidad y nada más. 

Habitación para dos

Estas camas me encantan pero ¿son cómodas para los niños?

Estas camas me encantan pero ¿son cómodas para los niños?

Volvemos a la rutina después de unas navidades intensas ¡cómo se nota cuándo hay niños en casa! ¡qué diferente es la Navidad! Pero todo se acaba, y aunque cansados no queda más remedio que volver a la normalidad, sobre todo con el blog, que el pobre estaba de lo más abandonadito.

Mientras preparo la entrada sobre la eco de las 20 semanas os voy a dejar trabajo, una pequeña encuesta a ver si me ayudáis un poco. Y es que ahora que ya es seguro que el bebé será niño, y que por tanto compartirá habitación con el peque, nos viene la duda de cómo amueblar esa habitación.

De momento y como duerme con nosotros la verdad es que la habitación se usa poco, sólo para jugar algunas veces (la mayoria de jugetes están por el suelo del salón) y para coger la ropa del armario. De echo sigue estando la cuna, aunque creo que el bicho ya ni cabría en ella. Pero antes o despúes él querrá irse a su propia cama, y tampoco sé si el pequeño colechará también, o si lo hará más o menos tiempo. Y claro está que el armario actual se me irá quedando muy pequeño para la ropita de los dos. Vamos, que necesitamos una reestructuración, y porqué dejarlo para luego si ahora tenemos tiempo y yo me encuentro con fuerza.

La duda principal está en las camas. ¿Ponemos dos independietes, camas nido o tipo tren? Please, necesito vuestras opiniones/experiencias/consejos porqué es un dinero importante para luego acabar equivocándonos.

¡Muchas gracias!

 

PD: por cierto ¿qué tal se han portado los Reyes? En cuanto descargue la tarjeta de la cámara os enseño los nuestros ¡hemos sido todos muy buenos! 🙂

Nos gusta leer

Desde su primer cumpleaños nos han llegado un montón de libros a casa. Al peque le encantan, lo mismo cuando se sienta él solito a pasar las páginas que cuando nos los da para que se los leamos. Además a mí me han servido para descubrir el enorme mundo que rodea a la literatura infantil sobre todo en lo referente a ilustradores, de los que reconozco que no entiendo ni jota.

El libro preferido del peque desde el primer día que lo sujetó entre sus manitas es éste:

DSC_0876

Hace tiempo que le cogió el  truco y aprieta él los instrumentos sin ayuda, aunque como con todos le gusta que nosotros le pasemos las páginas.

*Truco/descubrimiento: éste libro y el siguiente de la lista son nuestros compañeros cada vez que sentamos al peque en su silla del coche. No le gusta mucho eso de no poder levantarse de ahí así que con los libros se le olvida dónde va.

Éste es el segundo preferido. Vamos leyendo y él va pasando el dedo por la página.

libros4

Estos dos aún le van un poco grandes para jugar con ellos como debe, así que jugamos a nuestra manera. Él señala un animal y nos mira esperando que le hagamos el sonido correspondiente. Espero que aprenda a hacerlos él sólo cuando toque.

El pollo Pepe es una obsesión. Venía con un pollo Pepe de peluche y le encanta, aunque no se lo dejo si no estoy delante porque se emociona y el pobre Pepe ya ha sufrido alguna pequeña rotura sin importancia.

libros5

Estos aún no los hemos leído porque no parecen llamarle la atención, creo que es por la ilustración, que aunque a mí me parece preciosa, para su edad creo que es poco llamativa. Son los dos en ingles, para ir empezando con esto del bilingüismo.

DSC_0879

Y aunque tenemos más, son para niños un poco mayores así que de momento esperan pacientemente en la estantería. (El Hobbit es el primer regalo del día del padre, una ilusión de Papá Oso para cuando pueda leérselo.)

kr

¿Cúales son los libros favoritos de vuestros peque?

Bendita noche

91e6e5f289e565ddbb5132032333c722

En su primer año de vida no recuerdo una sola noche que mi bicho haya dormido del tirón. Ni una sola. Al principio era lo normal mientras que hacíamos lo posible por mantener la lactancia materna. Luego, aunque nos pasamos obligatoriamente al biberón, las tomas seguían siendo muy seguidas y la cada noche tenía varios despertares. No tardamos mucho en ‘quitarle’ la toma de media noche, de manera que el último biberón era sobre las 12 de la noche y el siguiente a las siete de la mañana. Que conste que fue cosa suya, dejó de despertarse para comer. Pero no dejó de despertarse en general. Siempre ha dormido muy nervioso, sin parar de removerse, de girar, de cambiar de postura. Más de una noche me asusto porque no lo noto entre nosotros y me lo encuentro a los pies de la cama tan ancho. Aunque no fuese para comer se sigue despertando porque…. ni idea de por qué. Pero se despierta. Desde hace cosa de un mes todas las noches, todas todas todas, se despierta sobre las tres de la mañana y no para de refunfuñar hasta que le doy su biberón de agua. Se lo bebe y se queda frito. Y yo no entiendo nada. No entiendo a qué viene tanto meneo nocturno ni porqué tanto despertarse.

Las bloggeras entendidas, sé que estáis por ahí ¿me explicáis cómo va eso de las fases del sueño? ¿Es esto uno de esos cambios del sueño del bebé?

Y en estas además me veo con la duda de cuándo será el momento de abandonar el colecho, si él nos lo pedirá (¿cuándo pasa eso? ¿a qué edad?) o si deberíamos nosotros ir poco a poco enseñándole que dormir en su cama es una posibilidad a elegir, para lo cual deberíamos empezar por montarle una habitación en condiciones, sin cuna y con una camita. (Ufff que difícil tanto que decidir).

Las que habéis colechado ¿cómo y cuándo pasaron a dormir solos?

SOS

PD: En la imagen, Vía Pinterest, una habitación sencilla y con encanto, como a mí me gustan.