Nuestros juegos de mesa favoritos

Desde hace un par de años los juegos de mesa se han convertido en el regalo estrella para mis mayores. Les encantan, sobre todo por el hecho de que tengamos que jugar los papás o titos o abuelos con ellos. Hay cientos de juegos, sin embargo aquí entro yo para seleccionar los que sé que van a triunfar y huir de los que anuncia la TV, que al final suelen ser juegos de “mirar” más que de “hacer”. Aquí somos fans de los juegos cooperativos y de ingenio, de los que implican pensar un poco, tratar de aprende una estrategia.

Si alguno os interesa pero no sabéis si van a saber jugar o cómo funciona, preguntádme que os lo explico/enseño encantada.

Nuestro Top 5:

  1. El frutal.

elfrutal

Ya os hablé de él aquí, y mis fieras lo explicaron la mar de bien en un vídeo. Es el preferido. Sencillo, partidas no muy largas, cooperativo y bonito. Lo tiene todo.

2. Wolfy.

wolfy.jpg

Nos lo han traído los Reyes Magos este año y se ha convertido en un digno competir del Frutal. Es cooperativo pero tiene varios modos de juegos, de forma que aunque nos ayudemos cada uno actúa por su cuenta. Las partidas, si los peques aún no saben jugar bien, pueden ser un pelín eternas. Pero es sencillo y también precioso. Lo de que un juego tenga materiales y diseños chulos es un punto a su favor, al menos para mí.
Aquí os lo explica (más o menos) el mayor.

3. Mascotas. (Ver video)

Mi mayor es muy fan del Uno, por eso los Reyes pasaron por Kinuma y trajeron este juego de cartas que también requiere un poco de estrategia, de fastidiar al otro sin que se note. El mediano juega de frente, pero el mayor ya va usando sus truquillos para ganar.

4. Dragón diente de trueno.

dragondientedetrueno

Otro juego de Haba, lo que de por sí ya es señal de éxito y de calidad. Es muy fácil y rápido, pero tiene piezas muy pequeñas que hacen que tengamos que jugar en una superficie donde no alcance el peque.bellaflor

5. Bellaflor.

Y otro más de Haba. El más sencillo y como no requiere de mucho montaje ni espacio, es práctico para jugar una partida en cualquier momento, porque tampoco son largas. Es quizá el más infantil pero al mayor le sigue gustando porque además ayuda a su hermano con el tema de los colores y de mantener los turnos, que es lo que más cuesta.

Anuncios

Las compras en el embarazo: cosas imprescindibles

Una de las primeras cosas en las que pensé después de superar la sorpresa de saber que estaba embarazada fue en que teníamos que comprar miles de cosas para nuestro hijo. Pero con el paso de las semanas fui descubriendo que un bebé empieza a necesitar cosas desde mucho antes de nacer. Supongo que cada mamá es diferente, pero para mí hubo varias cosas sin las que no  hubiera ‘sobrevivido’.

  1. Un sujetador adecuado. Me lo compré demasiado tarde y me arrepiento de haber pasado meses con los aros clavados y los pechos saliéndose por los lados del sujetador. No sé por qué pero me costó mucho encontrar sujetadores de embarazo en ningún lado y al final la solución fueron sujetadores para pechos grandes, de los que llevan forma pero no aros ni costuras. Los últimos meses cuando empecé a gotear calostro y se me hincharon los pechos me alegré mucho de tenerlos.
  2. Ropa interior con elástico ancho. Hablando claro, bragas que no se claven en la barriga cuando te sientes. Parece una tontería pero me resultaban incomodísimas.
  3. Un alargador de cintura para los pantalones. Sólo he visto los de la marca Belly Belt, no sé si existirán más. En mi caso toda mi ropa pre-embarazo me estaba bien salvo por la cintura, así que este aparatito me libró de comprarme pantalones premamá porque hasta el último día seguí usando los que ya tenía, eso sí, con camisetas lo bastante largas para que no se viera la cintura.
  4. Aceite de rosa de mosqueta. Sólo diré que me echaba una buena capa en la barriga, el pecho y las caderas después de cada ducha y a día de hoy no tengo ni una sola estría. El mío, éste.SaluVital_Aceite_500bf08896039
  5. Crema para piernas cansadas. Esto es importante porque aunque lo considero imprescindible no conseguí dar con una marca que fuese efectiva.
  6. Cinturón de seguridad especial para el coche. Esto me lo prestaron pero si no me lo hubiese comprado igual porque en los últimos meses cualquier botecito con el coche lo notaba mucho, así que ni imagino lo que puede ser darte un golpe y que se te clave el cinturón.cinturon_de_seguridad_para_embarazadas_be_safe
  7. Natalben. Es una marca en concreto pero supongo que vale cualquiera de los muchos suplementos para embarazo que hay en las farmacias. A mí me sirvió para esquivar la anemia, me alivió la alergia en primavera y no tuve ni un solo resfriado, y soy de las que cogen todos los virus con los que se cruzan. Creo que ayudar al cuerpo con vitaminas es buena idea durante el esfuerzo del embarazo.

En la imagen un bañador premamá, una de las cosas que no he necesitado ni me parecieron importantes, usé mis bikinis de siempre hasta el día antes del parto.

¿Me he dejado algo importante en el tintero? Contadme!

Besos y abrazos

Compras de ‘vuelta al cole’

Casi un mes hace que empezamos el colegio y todavía no había podido pasar por aquí para contar/enseñar nada. Y es que para mí septiembre ha sido una cuesta muuuuy larga y no desde un punto de vista económico sino más bien mental. Por suerte esta semana empiezo nueva etapa, mucho más tranquila y más centrada en cosas que necesito a nivel personal.

A lo que iba, que me lío. Todos los años cuando empieza el curso aprovecho esa inercia de comprar el material escolar para comprar la ropa, zapatos y demás cosas necesarias para el invierno. Aquí todavía estamos esperando el frío, que a mediodía nos freímos a más de 25 grados, pero ¿y si de repente una mañana me levanto y ya es invierno? Que en el sur esto va así, pasamos de las sandalias a las botas en dos días.

Este curso el mediano ha empezado infantil así que, aunque yo defiendo mucho el que vayan heredando todo lo posible, me he permitido el capricho de comprarles cosas ‘a juego’.  Ya el año pasado mi mayor llevaba su mochila dinosaurio de SkipHop, así que al mediano le pedí una mochila mono y, ya puestos, dos botellas de la misma marca para el agua. Y sí, pueden llevar botellas de plástico normales, pero en mi experiencia las pierden, las aplastan… y no me gusta rellenarlas demasiadas veces así que al final considero que una botella de este tipo es un ahorro (y más ecológica que montones de botellitas de plástico).

 

Mi segunda compra de principios de curso son unos zapatos que duren y aguanten, y por tercera vez he comprado este modelo clásico de Pablosky. No exagero si os digo que el mayor se los puso es curso pasado TODOS los días (excepto el día de psicomotricidad) y aún huelen a nuevo por dentro. Y aguantaron hasta final de curso, tanto que mientras me traían los del mediano se los ha puesto un par de semanas, y eso que el cole de mis hijos tiene un ‘maravilloso’ parque lleno de piedras destroza zapatos/pantalones/todoloquesepongan.

 

Aunque como ya os he dicho aquí ni hace frío ni se le espera, he pecado de previsora y ya he hecho las primeras compras de ropa de temporada, pero por una buena razón. A mi mayor es imposible encontrarle pantalones vaqueros que le queden bien. Es alto y delgado así que o le van justos de largo o le quedan anchos y feos de cadera. Por eso, como sé que cada año me toca hacer peregrinaje por las marcas de ropa de niño en busca del pantalón perfecto (o el menos malo) me gusta empezar con tiempo. Pero este año ¡oh sorpresa! he dado con los buenos a la primera en Zara Kids. Eso sí, con truco. Para que le queden bien son una talla más (por el largo) y un modelo pitillo de niña. Sí, de niña. Los pantalones vaqueros normales son iguales en niño que en niña pero muuucho más estrechos de cadera.

 

Hasta aquí mi repaso por las compras de comienzo de curso.

¿Vosotros también habéis hecho ya el cambio de armario de los peques?

Besos y abrazos

Sello de calidad Madresfera: nueva generación Dodot

Si algo estoy haciendo con mi peque es probar productos nuevos. Se suele decir que cada niño es un mundo y vaya si es verdad, porque a este señorito no le vale nada de lo que les valía a sus hermanos, véase el carro, la leche, los chupetes… y ahora vamos a por los pañales. Obviamente no podía dejar pasar la oportunidad que me ofrecía Madresfera de probar la nueva generación de pañales de Dodot.

Desde la marca me enviaron un paquete de la talla de mi peque y un paquete grande de toallitas que todavía me dura.

Voy a ser completamente sincera en mi opinión, que al final creo que es lo importante de estas cosas.

Lo bueno:

De las toallitas:

  • Me encanta el olor y tienen el punto justo de humedad para ser agradables sin ser pringosas como otras. Para mí son un 10.

De los pañales:

  • Son finos y suaves por lo que resultan muy cómodos.
  • El elástico de la pierna no deja salir nada y tampoco se clava, y eso que mi fuera tiene unos buenos muslos 😉
  • Neutralizan el olor del pipí incluso cuando es fuerte como cuando están con la dentición.
  • No se quedan ‘colgones’.

Lo malo:

  • Al menos en mi caso no hemos alcanzado las 12 horas seco. Quizá sea porque al seguir con lactancia materna y varias tomas de noche hace más pipí del habitual pero han sido varias las noches que lo he tenido que cambiar de madrugada porque estaba mojado.

 

¿Mi conclusión? Les doy un 7. 

 

Al igual que con los Activity, que son los que usaba con el mayor, son los mejores con diferencia para el día porque resultan muy cómodos para los peques a la hora de moverse y se hinchan menos que otros, lo que de nuevo redunda en la comodidad del niño. Sin embargo para la noche no me han resultado tan eficaces, quizá por esa misma característica al ser tan finos me falta absorción estando acostado.

 

 

 

Ideas para regalar el Día del padre

Este año no me pilla el toro 😉 Y como los regalos “necesarios” ya nos los trajeron sus majestades los Reyes Magos de Oriente, para el próximo San José toca currárselo un poquito con un detalle especial. A principios de mes y con la idea de asistir al MBday17 al que al final no pude ir, encargué unas chapas personalizadas con la imagen del blog, que me quedaron la mar de chulas y que al final he puesto en mi mochila de diario y en la bolsa de la silla del peque.

dsc_0063.jpgY ya que estaba, se me ocurrió aprovechar para sacar esa foto tan chula que tenía guardada en el móvil para regalársela a los abuelos, y pedí una imán personalizado con la fotillo en cuestión. Mentira, pedí tres. Es que sale muy guapo.

Y otra vez ya metida en faena ¿mola o no mola esta tazadsc_0001_4.jpg

Pues eso es lo que os propongo para los papis, una taza para el café del desayuno, una chapa o un imán para la nevera. Todo personalizado, con la frase/imagen o lo que queráis. Con calidad y cumpliendo con la entrega, que también cuenta.

¿Tenéis ya algo pensado para el Día del Padre?

Besos y abrazos

 

Renovándonos II: el carro

Guille ha venido con montones de cambios y cosas nuevas, y una de ellas ha sido el carro. Embarazada de mi mayor mis padres me regalaron el típico trío, un Jané Muum comodísimo y que ha aguantado dos niños. Pero no dejaba de ser un carro pesado y grande, y pensando en tener que llevar un bebé en el capazo y dos peques más alrededor me parecía que no era el adecuado. Reconozco que desde el principio me había quedado con las ganas de tener un Bugaboo pero en su día nos resultaba demasiado caro, y ahora era la ocasión perfecta.

dsc00801Guillermo ha traído debajo del brazo un Bugaboo Bee que me encanta!!! Vaya por delante que esto no es un post patrocinado sino mi opinión libre, ha sido un verdadero descubrimiento. Es ligero, fácil de manejar, cómodo… y sobre todo muy práctico. Antes de lanzarme investigué un poco acerca de cómo llevar a un recién nacido en este tipo de silla y al final me lancé a la compra de un saco nido (que no capazo) que me pareció perfecto para el uso que le damos y que, llegado el momento, voy a cambiar por un saco normal de silla de paseo. Eso sí, en vista de los precios de estas cosas, lo compré de segunda mano a través de una conocida aplicación de móvil.

dsc00174Como digo para mí lo principal ha sido que no pesa nada, que se pliega muy fácil y que me permite llevar lo mismo al peque que al mayor. Me explico, con apenas un mes de vida volviendo de noche de la feria el peque empezó a llorar y Papá Oso lo llevó un buen tramo en brazos. En vista de que íbamos paseando la silla vacía, quité el saco, lo guardé debajo y voilá! el mayor, que se quejaba de que estaba cansado, ocupó el sitio libre en la silla nueva. Eso, con un trío normal con su capazo rígido e inmenso hubiera sido imposible.

Así que si teníais dudas por el tema del saco blandito ya os digo que se sujeta sin problema, que el peque se duerme muy a gusto (poco, porque los míos no son de dormir en general) y que sí, es caro, pero ojalá lo hubiera tenido desde el primero porque me hubiera ahorrado entre otras la silla plegable.

Y además aunque no es importante se puede elegir la capota y el saco del color que queramos y yo voy súper feliz con mi silla amarillo pollo, que se nos ve desde lejos XD

sin-titulo

Collares de lactancia Mamichic y ¡Sorteo!

_20161216_091848Desde que nació Arturo estoy con las ganas de tener un collar de lactancia. Embarazada del peque lo puse en mi lista personal de cosas que quería comprarme pero, al final, quedó de nuevo en espera. Sin embargo como si me hubieran leído la mente desde Mamichic me propusieron probar los suyos y ahora tengo no uno sino dos y una preciosa pulsera que ¡me encantan! El peque aún no los ha probado porque está empezando a controlar lo de llevarse cosas a la boca pero estoy segura de que en cuanto pueda le van a venir muy bien ya que creo que está empezando con las molestias de los dientes.

 

 

Los colores, el tacto… y lo que es más importante, la tranquilidad de saber que están hechos con silicona orgánica 100% y certificados con todos los controles más exigentes para es uso y disfrute de los pequeñajos. Las piezas están diseñadas para masajear y ayudar a romper la membrana gingival que causa inflamación en la encía, estimulando así la salida de los dientes. Se lava con agua y jabón e incluso en lavavajillas.  Los collares y cordón repelen el agua y secan de inmediato, y además se pueden enfriar en la nevera para proporcionar un mayor alivio al bebé.

dsc_0039

 

Y ahora viene lo chulo ¿queréis un pack como el mío? Pues Mamichic me ha ofrecido uno para _20161216_091602sortear y es muuuuy fácil.

  1.  Deja un comentario y un me gusta en la foto del concurso en mi Instagram.
  2. No es requisito pero si sigues a Mamichic (en su cuenta de Facebook, Twitter o Instagram) sería un bonito detalle de agradecimiento 😉
  3. Tenéis hasta las 23:59 del martes día 20, y el miércoles 21 publicaré el nombre del ganador.
  4. ¡Mucha suerte!