Nuestros juegos de mesa favoritos

Desde hace un par de años los juegos de mesa se han convertido en el regalo estrella para mis mayores. Les encantan, sobre todo por el hecho de que tengamos que jugar los papás o titos o abuelos con ellos. Hay cientos de juegos, sin embargo aquí entro yo para seleccionar los que sé que van a triunfar y huir de los que anuncia la TV, que al final suelen ser juegos de “mirar” más que de “hacer”. Aquí somos fans de los juegos cooperativos y de ingenio, de los que implican pensar un poco, tratar de aprende una estrategia.

Si alguno os interesa pero no sabéis si van a saber jugar o cómo funciona, preguntádme que os lo explico/enseño encantada.

Nuestro Top 5:

  1. El frutal.

elfrutal

Ya os hablé de él aquí, y mis fieras lo explicaron la mar de bien en un vídeo. Es el preferido. Sencillo, partidas no muy largas, cooperativo y bonito. Lo tiene todo.

2. Wolfy.

wolfy.jpg

Nos lo han traído los Reyes Magos este año y se ha convertido en un digno competir del Frutal. Es cooperativo pero tiene varios modos de juegos, de forma que aunque nos ayudemos cada uno actúa por su cuenta. Las partidas, si los peques aún no saben jugar bien, pueden ser un pelín eternas. Pero es sencillo y también precioso. Lo de que un juego tenga materiales y diseños chulos es un punto a su favor, al menos para mí.
Aquí os lo explica (más o menos) el mayor.

3. Mascotas. (Ver video)

Mi mayor es muy fan del Uno, por eso los Reyes pasaron por Kinuma y trajeron este juego de cartas que también requiere un poco de estrategia, de fastidiar al otro sin que se note. El mediano juega de frente, pero el mayor ya va usando sus truquillos para ganar.

4. Dragón diente de trueno.

dragondientedetrueno

Otro juego de Haba, lo que de por sí ya es señal de éxito y de calidad. Es muy fácil y rápido, pero tiene piezas muy pequeñas que hacen que tengamos que jugar en una superficie donde no alcance el peque.bellaflor

5. Bellaflor.

Y otro más de Haba. El más sencillo y como no requiere de mucho montaje ni espacio, es práctico para jugar una partida en cualquier momento, porque tampoco son largas. Es quizá el más infantil pero al mayor le sigue gustando porque además ayuda a su hermano con el tema de los colores y de mantener los turnos, que es lo que más cuesta.

Anuncios

La magia de Disneyland en Navidad

Empiezo el año con una crónica que anuncié en mi cuenta de Instagram, la de nuestro viaje en familia a Disneyland. Y es que las fotos del parque engalanado para la Navidad eran tan bonitas….

IMG_20171218_124125

¿Por qué elegimos Disneyland y porqué en Navidad? Nos gusta dejarnos algunos días de vacaciones para hacer un viajecito en navidad todos los años, aunque normalmente elegimos algún sitio cercano y si puede ser con frío, por variar. Pero este año habíamos dejado de lado la idea de salir de España en verano y teníamos esa espinita, así que mientras yo buscaba mi hijo mayor me dijo que había visto en la tele un sitio donde estaba Mickey Mouse y pensé pues voy a verlo. Y nos encajaba. Cerca por el tema de las horas de vuelo, podíamos ir pocos días, sin complicarnos la vida buscando hotel y cosas para visitar….

El primer consejo que puedo daros es que lo mismo da buscarlo por nuestra cuenta que por agencia porque Disney tiene sus precios y es lo que hay. Otra cosa es el vuelo, que yo fui buscando a la par que la chica de la agencia hasta dar con la mejor combinación de precio/horarios. Hay una diferencia tremenda de unos aeropuertos a otros, por ejemplo de Alicante a Madrid el precio era casi la mitad saliendo de la capital. Una excusa para pasar dos días en Madrid 😉

IMG_20171218_150642

¿Merece la pena elegir uno de los hoteles de dentro del parque? Para nosotros, con tres pequeños y la silla gemelar, sin duda sí. Y en invierno aún más, porque aunque el tiempo en cierto modo nos acompañó y sólo estuvo chispeando el último día, sí que hizo bastante frío, viento, niebla… sobre todo por las mañanas, no me imagino haber tenido que esperar autobús con las tres fieras.

Otro tema, las comidas. Desde el año pasado el alojamiento ya no incluye el desayuno así que o vas por libre o escoges entre los distintos planes de comidas. Nosotros fuimos por libre, así que no sabría decir si es mejor o peor. Es caro, eso sí. Cualquiera de las dos opciones. En realidad creo que lo que menos nos ha gustado del viaje ha sido el tema de la comida. Porque si pagas un dineral pero la comida lo merece, como teníamos recuerdo de Disneyworld, pues vale, pero si no….

IMG_20171218_172648_HDR

El parque es grande como para pasar tres días o más y aún así no verlo todo, como nos ha pasado a nosotros. Por mucho que corras, que organices, al final las colas de las atracciones hay que hacerlas. Eso sí, aunque se pierda tiempo los espectáculos merecen mucho la pena, tanto el de la noche con luces y fuegos artificiales en el castillo como los desfiles.

Nuestros favoritos han sido sin duda alguna la atracción de BuzzLightyear y el espectáculo Iluminations.

 

Si estáis pensando ir y queréis saber más, me podéis preguntar lo que queráis.

 

Besos y abrazos

 

 

Extraescolares ¿sí o no?

En nuestro caso, un sí rotundo. Es empezar el cole y encontrarme por todos sitios artículos hablando de la necesidad o el exceso de extraescolares de los niños. Últimamente destaca el rechazo, cuando hace años parecía que si tu hijo no iba a inglés, fútbol, clases particulares y bailes regionales es que lo tenías en casa abandonado frente a la tele.

A ver, todo depende. Yo soy la primera que digo que los niños tienen que aburrirse. Es bueno para aprender a tener paciencia, para desarrollar su imaginación, su creatividad, y para que no dependan siempre de que papá y mamá los entretengan como si fuéramos sus bufones reales. Y con aburrirse no digo ponerles la tele. En mi casa la tele se ve con cuentagotas, y si lo que vemos es una película o algo sin anuncios, pues mejor.

Sin embargo en mi caso, con dos niños que no duermen siesta, las tardes son largas. Muuuuy largas. Mi mayor necesita actividades físicas, desfogar como se suele decir. Que sí, que el parque está bien para eso y es gratis, pero acabo yo más cansada que él. Así que el año pasado empezamos a probar distintas actividades. Fue un mes a fútbol sala y poco más de un trimestre a música. Lo del fútbol no es lo suyo y acabó dejándolo un poco frustrado. Lo de la música, pese a que le encantaba y aprendió mucho, también lo dejamos porque aquí solo hay una academia y se aprovechan de eso. Dejémoslo en ‘desavenencias’ con la organización.

DSC_0378.JPG

Aquí mi dos karatekas más que felices en su primer día de este curso. Gracias a su sensei Edualdo Alcaraz por tener taanta paciencia 😉

Y así, probando, acabamos en el Dojo de Kyokushinkai al que van los dos mayores actualmente. Os veo las caras de ¿al qué…? A un estilo de kárate. Con un sensei que es un encanto y al que los niños, los míos y el resto, adoran. A una actividad que aúna esa actividad física que ya digo que los míos necesitan con un aprendizaje y una disciplina. Ratos de correr, ratos de sentarse y aprender.

A ellos les fascina. A mí también. Así que, de momento, esa es nuestra actividad extraescolar. ¿Los apuntaría a algo más? Pues ahora mismo no porque van tres días por semana, las otras o hacemos cosas en casa o vamos a la biblioteca, que es algo que también les gusta mucho y que sí que es gratis.

¿Vuestros hijos hacen extraescolares? Venga, contadme.

Besos y abrazos.