De sueño y lactancia materna

maitena_teta

Quien me hubiera dicho a mí hace seis meses que estaría hoy escribiendo esto. Me he dado cuenta de que hablo muy poco de mi pequeño Arturo. Quizá porque al ser el segundo la mayoría de las situaciones a las que me enfrento en su crianza no son nuevas para mí, mientras que su hermano mayor sigue abriendo camino y dándome quebraderos de cabeza que no me espero. Sin embargo hay algo  que Arturo y yo vamos descubriendo de la mano y que nunca viví con mi mayor, la lactancia materna. Por razones diversas y desagradables, no pude dar de mamar al mayor y a punto estuve de ni intentarlo con el pequeño. Pero me convencieron y aquí estoy medio año después, orgullosa de mí misma y cansada. Porque esto de la lactancia materna es muy satisfactorio pero da mucho sueño.

Hay quien habla de niños que con pocos meses ya duermen toda la noche. No han sido los míos. A día de hoy el pequeñajo pide su ración de leche cada tres horas, día y noche. Es más, si durante el día está durmiendo la siesta de paseo o entretenido  y se le alarga la toma por la noche la recupera despertándome cada dos horas o, como hoy, cada hora y media.

Reconozco que hubo un momento hace un mes que intenté quitarle las tomas nocturnas ayudándole a dormir más con un poco de leche artificial antes de meterlo en la cuna, pero el tío me ha salido listo y aunque se tomaba el biberón con gusto al poco lo vomitaba prácticamente entero.

En un par de semanas comenzaremos la alimentación complementaria con los cereales sin gluten y ya veremos como lo voy compaginando con la teta (y con estudiar, que empiezo la uni de nuevo), porque pese a ser el segundo para mí todo esto es nuevo.

PD: en los dos días que he tardado en terminar esta entrada porque mis queridos hijos no me dejan un segundo he coincidido con una de esas madres que me dejan asombrada. Una madre que ha dado teta a su hijo hasta los cuatro años. Y me asombra no por el hecho de seguir con la lactancia en sí, sino porque no puedo ni imaginarme lo que habrán tenido que escuchar ambos, madre e hijo. Opinar es fácil y gratis, y en esto de la maternidad parece que todo el mundo tiene algo que decir. Cuánta paciencia. De momento voy a ver hasta donde llegamos el peque y yo, pero me alegra ver que las locas como nosotras, las que colechamos, las que nos informamos acerca de la lactancia leyendo libros, foros y blogs, no estamos solo en internet y que cada vez hay más madres que hacen oídos sordos a las críticas sin fundamento.

Anuncios

7 comentarios en “De sueño y lactancia materna

    • Siiii!! Muchas gracias!!! 🙂
      Todavía me cuesta creérmelo. Soy la prueba de lo importante que es dar con profesionales cercanos y que de verdad les importe su trabajo, porque sin la ayuda de mi ginecólogo y sus consejos nunca hubiera llegado hasta aquí.

  1. A mí me pasa igual, siempre escribo más sobre el mayor porque la pequeña va detrás y aunque son completamente diferentes, ella me da muchos menos problemas y todo va más rodado… Yo le estuve dando pecho al mayor hasta los dos años y te digo que he tenido que escuchar de todo! Pues me imagino hasta los 4!
    Y sí, dar el pecho es muy bonito y genial para los peques, pero es muuuuy esclavo, día y noche! Un beso, mucho ánimo y enhorabuena por conseguirlo día a día!

    • muchas gracias! Imagino que cuando empieza la AC te vas ‘liberando’ un poco, porque ahora no puedo ir a ningún sitio sin él y a veces implica cambiar los planes. Dos años también es muchísimo, al menos a mí me lo parece. No sé si estaremos tanto, se me hace raro, ya veré cuando llegue el momento.

  2. Mi bichilla está a punto de cumplir el año y ni hartándose de teta ni de alimentación complementaria duerme por la noche del tirón. Ya no le debe caber más comida en ese cuerpo, así es que si se despierta tanto es porque necesita cercanía y no sólo por el alimento. Bueno, esto es lo que lo que yo creo que pasa en mi casa, y no sé si se podrá aplicar a la tuya, pero vamos, ya ves que en mi caso, aunque tratara de inflarla con un biberón nocturno no íbamos a notar mejoría.

    • pienso lo mismo pero hay días que el sueño me nubla la razón jeje Mi mayor aún duerme buena parte de la noche con nosotros por la misma razón, y creo que el pequeño, aunque prefiere dormir en su cuna, también necesita su dosis de cariño y calor de mamá por las noches. Cuando empiece con la AC os iré pidiendo consejo.

  3. Felicidades!!!! La lactancia es cansada pero a la vez satisfactoria verdad? Nosotras vamos a por los 16 meses y hasta que ella quiera. Si que a partir de los 12 meses que empezó a comer más de todo la lactancia es menos cansada y los raticos que está a la teta disfruto porque para quieta jeje. Un bso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s