Malas costumbres

¡Ayy la de veces que me he tenido que morder la lengua en estos dos años de maternidad! Porque hay gente, te conozca mucho poco o nada, que te ve con un bebé en brazos y debe pensar “pobre, seguro que no sabe que hacer, voy a enseñarle a criar y educar a sus hijos”. Y es cierto, cuando te ponen a esa cosita llorona y rosadita en brazos no tienes ni puñetera idea de cómo vais a sobrevivir todos en casa, pero poco a poco, día a día, la cosa marcha. Se agradecen los consejos sobre todo si se han pedido, pero hay veces, muchas veces, que una se queda con las ganas de soltar cuatro frescas y quedarse tan ancha.

colecho

No hay madre primeriza en el mundo a la que no le hayan dicho alguna vez eso de que los bebés se acostumbran a los brazos si los coges mucho. Vaya, sí que son listos. Tantas veces me lo dijeron, porque lo he llevado en brazos todo lo que he querido y más, que al final me cabreaba y les preguntaba si ellas dejaban a sus hijos en el suelo cuando lloraban. No ¿verdad? Pues eso. Hoy en día mi hijo es cariñoso pero hace meses, muchos meses, que dejamos guardada en el garaje la silla de paseo, porque le gusta caminar. No va en brazos, qué raro.

Recuerdo que la primera vez que le explique al papi que eso de dormir con el peque en nuestra cama estaba ‘de moda’ y que se llamaba colecho me miró como si le acabara de insultar en japonés. No fue premeditado sino fruto de las circunstancias, de una lactancia que no funcionaba y un niño con el síndrome de la ‘cuna con pinchos’. Y muchísimo sueño. Todos dormíamos juntos y, sobre todo, felices. La semana pasada cumplió dos años y hasta hace un par de meses no tenía ni cama propia. Total no la iba a usar, así tenía mas sitio para jugar en su habitación. Sin embargo son ya tres las noches que duerme del tirón en su nueva cama de mayor. Sin llantos, sin peleas, sólo le acompañamos para que se quede dormido tranquilo y nada más. Si se despierta y viene a mi cama como ha asado varias veces pues estupendo. A su ritmo se irá adaptando a la nueva rutina. Negra me ponía cada vez que alguien me preguntaba donde dormía y al responderle la verdad me ponían caras o me soltaban el consabido ‘ya verás para sacarlo de tu cama’.

A mi hijo mayor y ahora al pequeño los estamos mal acostumbrando a muchas cosas: a que estamos ahí cuando nos necesitan, a que nunca se sientan solos, a abrazarlos y darles millones de besos, a despertarnos todos juntos en la misma cama. Somos así de inconscientes. Pero oye, felices a rabiar, eso también.

 

Anuncios

9 comentarios en “Malas costumbres

  1. Me ha encantado este post, jejeje!!! Por cierto las posturas del Kamasutra para papás son lo mejor, jajajja!!!!
    Yo pienso que no les estás malcriando , sino que les estás criando con amor, que es algo muy distinto!
    Un abrazo.

  2. Cuánta razón y cuánta gente preocupada por nosotros, los primerizos, ¿verdad?… Ahí están siempre dándonos sus mejores consejos (no solicitados). Yo también estoy malacostumbrando a mi bollito. Lo cojo todo lo que quiero y todo lo que quiere él. Le atiendo cada vez que llora. Le estoy malacostumbrando al amor 🙂

  3. Nosotros hemos empezado a colechar cada noche desde que la bichilla cumplió 7 meses. Para muchos, esto es un atraso y un retroceso en la crianza, pero para mí es la única forma de dormir bien de noche, así es que no pienso cambiar el método hasta que ella quiera más libertad..

    • La crianza es algo que implica a toda la familia, si vosotros no dormís bien eso sí que es un atraso. hay quien no entiende que esto no es una carrera, no consiste en llegar el primero a cumplir unas metas que en muchos casos no son naturales, como es el dormir solos lejos de los padres. lo hacemos lo mejor que creemos y eso es lo importante

  4. Me encanta!!!
    Sabes que siempre fui anticolecho, mis mellizos durmieron en su corral siempre, dentro de nuestro cuarto, pero cada quien en su espacio. A los 3años dormían en sus camas, pero ahora que tienen 4años duermen con nosotros la mayoría de las veces y a pesar de que son DOS, son mucho mas GRANDES y todo eso, prefiero tenerlos ahí que pasar la noche en vela pasandolos a su cuarto y a sus camas, pues se devuelven TODAS las veces… Así que más adelante lo seguiremos intentando…por ahora, somos unos padres muy flojos o muy cansados y allí los dejamos!!!

    Amé tu post pues amo que las mamás hagan “lo que se les de la gana” al final nadie vive por ti ni con tus decisiones. Cada quien a lo suyo!

    Aprovecho para pedirte permiso para publicar tu entrada en mi pagina de Instagram @madresunidasmcy por supuesto, dandote el credito y la info de donde lo saqué!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s