¿Parir en hospital público o privado?

nido

Hoy me he levantado con ganas de crear polémica.

Aunque aún no he escrito la crónica de mi parto (lo tengo pendiente), sí creo haber comentado alguna vez que fue en un hospital público. No por elección sino porque el embarazo no fue planeado y el seguro privado sabéis que tiene unos meses de carencia, un mínimo desde que te apuntas hasta que te cubre algo como una operación o en mi caso, el parto. Pues me faltaba un mes para estar cubierta, así que tuvo que ser en el público. Tampoco me pareció mal al principio por aquello de que la sanidad pública tiene el mejor equipamiento y, según dicen, los mejores médicos. Tampoco conocía a nadie que hubiera dado a luz en ese hospital, el Rafael Méndez de Lorca, así que no podía pedir opiniones. Sabía, eso sí, que me tocaría compartir habitación en planta y en dilatación, pero bueno, no es que me importara demasiado.

Desde el mismo día en que salí con mi hijo en brazos tengo una opinión muy diferente. Que conste que no hablo de todos los hospitales públicos en general porque obviamente sólo he parido en uno, perola experiencia podría haber sido muchísimo mejor en montones de aspectos. Siempre digo que entiendo que cada vez hay menos trabajadores en la sanidad pública de este país y que, como es lógico, los que quedan tienen cada vez más carga de trabajo, y que son personas con sus días buenos y malos, pero ¿es acaso eso culpa mía? Y si no lo es ¿porqué lo tengo que pagar yo? En mi caso, recuerdo a alguien en dilatación decir que es que estaban agotados porque ese día ya llevaban 8 partos. Joder, ni que yo hubiera elegido ponerme de parto justamente entonces para fastidiar. Claro, con tanta parturienta, el enfermero al que avisé en planta de que tenía contracciones cada dos minutos debió olvidarse de mí porque cuando se lo repetimos y al fin me subieron a dilatación ya estaba de más de 7 centímetros. ‘Total, como no querías la epidural lo mismo te da’ me soltó la matrona. La misma que sin avisar me rompió la bolsa, que me pinchó oxitocina sin decírmelo (lo tuve que leer yo en un cartelito que llevaba la bolsa) y que, cuando tras 20 horas se me ocurrió decirle que estaba cansada, me dijo que ‘como era mi hijo tenia que empujar sí o sí’.

Los consejos de lactancia por parte de otra matrona fueron recomendarme una crema para las grietas. El ginecólogo sólo me vio los puntos de la episotomia una vez, el día del alta ni me tocó, miró el informe y hala, a casa. Ni un análisis de sangre por si tenía anemia (sé que en otros hospitales se hace) ni ná de ná.

Hubiera quedado ahí la cosa si no fuese porque un par de meses después sufrí un absceso mamario (también tengo esta entrada pendiente) que me llevó de nuevo a estar ingresada en ese hospital durante los 10 peores días de mi vida. De nuevo, el trato fue en algunos casos incluso denunciable, aunque al final somos tontos y todo lo dejamos pasar por no entrar en disputas.

No tengo como veis experiencia en hospitales privados, pero sí tengo familiares que han tenido allí a sus hijos. ¿Qué se hacen más cesáreas? Quizá, pero conozco quien tuvo un segundo parto natural tras una cesárea, ambas en el privado. Y qué decir del seguimiento del embarazo, que al menos en mi compañía en todos los meses mientras que en el público es una eco cada tres meses (yo del segundo trimestre no tengo foto porque era tarde y tenían que irse a comer, no había tiempo para andar explicándomelo todo en la pantalla) y monitores dos semanas antes, que mi peque como se adelantó ni los vio.

En el trato personal… pues hay de todo como en botica. Pero últimamente cuando he ido al ambulatorio he tenido la sensación de que me estaban casi haciendo un favor por atenderme, y con mala cara.

Lo sé, esto va a traer cola. Ahora contadme vosotras ¿qué preferís? ¿dónde han nacido vuestros pequeños? 

 

 

PD: en la imagen, el nido de una maternidad lleno de preciosos angelotes dormidos.

Anuncios

5 comentarios en “¿Parir en hospital público o privado?

  1. Hola! Pues ya lo siento, yo dí a luz hace un mes en La Paz y la experiencia no pudo ser mejor, grandes profesionales y todos los medios que pudiera imaginar tanto de maquinaria como de utensilios etc Lo recomiendo 100%, habitación individual con cama de acompañante!! No sabía ni que existía en la sanidad pública!

  2. Es verdad que no todos los hospitales son iguales, y que cada una cuenta la historia que le toca. En mi caso sólo tengo buen recuerdo porque al final el peque está bien, pero nada más. Ni siquiera de mi matrona. Y tengo amigas que han pasado por partos horribles en hospitales públicos de referencia, por eso ya no sé si fui sólo yo o es que es lo que hay. Me alegro de que haya también buenas experiencias.

  3. Buenas! Te he descubierto hoy, por casualidad, buscando otra cosa. Y he leído este post. Yo tuve a mi hijo en hospital privado, y volvería a hacerlo, pero no es oro todo lo que reluce, ni mucho menos. Tienes razón en lo del seguimiento del embarazo, pero los buenos profesionales lo son en el sistema público y en el privado, que por cierto, todos sabemos que muchos de los que trabajan en lo privado también trabajan en lo público. En un hospital privado tienes habitación propia, que con un bebé se agradece mucho, pero caras largas también las hay, y en caso de problemas, normalmente tiran de hospital público. Mi conclusión es: depende del caso, público sí, privado también.

    • ¡Hola! Encantada de tenerte por aquí. Hay de todo en todas partes, eso es verdad, pero el público al final tienen tanta saturación que van con prisas y eso afecta no sólo al trato a nivel personal sino incluso médico, esa es mi única pega. Entiendo que el privado es un negocio pero los médicos lo son igual y, a veces, como trabajan con más tranquilidad también parece que lo hacen más a gusto.

  4. Mira muchas veces esto depende más de la persona que te atienda que de público o privado. Aqui por lo menos si hay alguna complicación en el parto te mandan al peque al público, asi que se puede dar la circunstancia de estar cada uno en un hospital. Por eso escogí público (aparte que no tenía seguo privado), pero conozco mucha gente que ha parido por privado y genial. Ahora con respecto a los controles durante el embarazo, yo hice una combinación de público o privado proque me parece que por público los controles son poquitos y además el trato es muy frío. En mi caso el matrón era más seco que la mojama, no decía nunca nada e incluso algunas veces me dió plantón, sin embargo al final del embarazo estaba de baja y la matrona que le sustituía era un encanto, menuda diferencia!! El tocólogo era lo peor de lo peor, las 2 ecos que me hizo no pude ni ver nada, él sólo hablaba con la enfermera como si yo no estuviese asi…muy frío todo, menos mal que yo ya me había hecho una eco antes (antes de las 12 semanas) por privado si no, menuda manera de conocer a la peque. La eco de las 20 semanas la hacen en hospital y dura bastante asi que esa bien…aunque yo no pude ver mucho pero mi marido si la disfrutó. Pero luego me hice una 4D para desquitarme por privado. En cuanto al trato en el parto muy bueno, la matrona y la enfermera que me atendieron, fenomenal, sin problemas y muy agradables…Luego en la habitación dependía de la enfermera que tuviera turno, algunas te ayudaban mucho y otras nada…En fin, que todo tiene su parte buena y su parte mala…Besos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s