¡Cuántas cosas necesita un bebé! Cap.3 : Un lugar para descansar

lookatme-colecho

Hay muchas opciones para que el bebé recién llegado a su hogar descanse. El primero suele ser una minicuna (si no se colecha), el segundo una hamaca para los ratitos en que está despierto con su familia en el salón, y el tercero la cuna (de nuevo, si no hay colecho).

En mi caso tuvimos una preciosa minicuna prestada que usamos sólo unas dos semanas y que pasó un mes más a mi lado en la cama sirviendo para dejar la ropa por la noche o la manta del bicho cuando lo acostaba. Sabeis que nunca pierdo oportunidad de defender el colecho, pero no pretendo convencer a nadie de nada, y sé que hay muchas familias que prefieren que el bebé duerma a su lado en su minicuna. En las tiendas especializadas hay miles, pero puestos a elegir, yo optaría por un punto medio, una cuna en ‘sidecar’, osea, que no tiene uno de los laterales y que por ese lado va unido a la cama de los papás a la misma altura que su colchón para que mamá tenga más facilidad para coger al recién nacido y darle de mamar y que, a su vez, el pequeño pueda acercarse a su madre si lo necesita. La primera que vi y creo que la única que conozco en persona es la Look at me en El Corte Inglés, la de la imagen. Siempre queda la opción de hacerse una cuna para colechar de forma casera, aquí podéis ver cómo.

La hamaca es una cosa que podéis usar muchísimo y tenerla como un trasto inútil varias semanas y acabar guardándola preguntándoos porqué la comprasteis. Son cosas que pasan. En nuestro caso le dimos mucho uso ya que al bicho le encanta estar viendo el mundo a su alrededor y cuando apenas se podía tener medio incorporado se pasaba sus buenos ratos allí tumbado, dando patadas al aire y meciéndose sin saberlo, o viéndonos a Papá Oso y a mí rondar por la casa haciendo cosas. La mía, que fue regalo de nacimiento del bicho, es la Chicco Mia, no es la más barata pero me parece de las más cómodas para el bebé por la forma de tiene y por los materiales.

La cuna depende más de los gustos estéticos y de la capacidad adquisitiva de los padres que de otras cuestiones. Nosotros tenemos una de Ikea blanca muy sencilla y que nos va muy bien. Hay opiniones de todo tipo acerca de las cunas de ésta tienda, sobre todo acerca del ‘somier’, una tabla, pero sinceramente creo que lo importante de una cuna no  es ésta sino el colchón. Nuestro colchón vale más del doble que la cuna. Pero es que igual nos pasa a los papis en nuestra cama, lo caro es el colchón, la cama fue la que me gustó a mí porque quedaba más bonita en la habitación. Aparte de esto, es más cómoda una cuna que tenga un lado que se baje (la mía no lo tiene), no hecho en falta las ruedas, dependerá de cada caso, y sobre todo que la cuna esté homologada por la CE en términos de seguridad, sobre todo por el tema del ancho de los barrotes para que el bebé no pueda meter la cabeza. Para vestir su pequeña camita, nada de nórdicos o edredones gruesos, ni almohadas, ni cojines, por el mismo peligro de asfixia.

Anuncios

2 comentarios en “¡Cuántas cosas necesita un bebé! Cap.3 : Un lugar para descansar

  1. Pingback: ¡Cuántas cosas necesita un bebé! Cap.4: Un sitio para comer a gusto | Mamá... y más

  2. Pingback: ¡Cuántas cosas necesita un bebé! Cap.7 y último: papá y mamá | Mamá... y más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s